La biblioteca del Sarmiento “perdedor” que es un éxito en Valle Fértil

Locales 11 de septiembre de 2019 Por
El establecimiento cambió su nombre en honor al gesto que tuvo el prócer tras perder una elección. Hoy se moderniza de la mano de la minería.
valle

Era 1872 y la "Biblioteca Popular 9 de Julio" ya sentaba hitos como una de las más antiguas de San Juan. Pero cambiaron de nombre a "Domingo Sarmiento", gracias a la generosa donación de Domingo Faustino Sarmiento que acababa de perder sus primeras elecciones.

El que más adelante llegara a presidente, en esos primeros comicios había sido derrotado a nivel global en San Juan, a excepción del valle. En agradecimiento por los votos aportados, el prócer les donó a los vallistos numerosos libros sobre historia argentina. Hoy esos ejemplares fueron puestos en valor y se sumaron otros históricos y el registro del primer censo argentino para ser exhibidos en el edificio.

Además, sumaron actividades y tecnología con apoyo minero. “La mesa la usan mucho los niños de primaria con resultados extremadamente positivos”, contó la directora, Bety Pizarro de Vega.

Se trata de una de las 234 mesas digitales del programa “Mundo digital”, solventado por el Ministerio de Minería e implementado por el Ministerio de Educación.

Los dispositivos  fueron distribuidos junto a 3510 tablets entre 234 escuelas, Centros de Desarrollo Infantil (CEDI), Escuelas de Nivel Inicial (ENI) y Jardines de Infantes Nucleados Zonales (JINZ). Con esa inversión de $15 millones se puso en igualdad de condiciones a todo el nivel inicial de San Juan.

La Sarmiento es la única biblioteca popular en el corazón de Valle Fértil. “Los chicos de primaria, hasta tercer año, que tienen la problemática de la no lectura vienen y se los premia luego de la iniciación en lectura usando la mesa. Son juegos sin maldad”, asegura Bety que es docente y conoce bien el tema.

“Para ellos ese momento es “lo más”. Y ahora se está buscando ampliar programas para la mesa digital. Estamos buscando un sistema para reforzar matemática”, contó.

"Si no existieran dificultades, no habría éxitos"

La frase es de Sarmiento y tiene su correlato en la política minera y en el trabajo interministerial que se ha venido desarrollando desde 2016.

Puntualmente en el caso educativo, los recursos que ha generado la actividad han servido para potenciar la calidad educativa, el equipamiento y hasta la oferta académica de San Juan.

Con la concepción de una nueva minería sustentable, que atraviese todas las actividades de y para los sanjuaninos, se destinaron $28.814.760 provenientes de la actividad minera para apuntalar al sector educativo.

Un ejemplo de ello fue la dotación de 150 kits de robótica y el montaje de 20 laboratorios didácticos a las Escuelas Técnicas. O el financiamiento de líneas de procesamiento de membrillo en Jáchal, en la Escuela Videla Cuello, o la línea de aceite y tomate en la Agrotécnica de Sarmiento. Y más recientemente la dotación de nuevo instrumental para la Escuela Industrial Domingo Faustino Sarmiento.

A nivel superior, Minería impulsó el dictado de carreras universitarias en departamentos alejados. En Valle Fértil, la Tecnicatura en Voladuras y Explosivos y la Tecnicatura en Beneficios de Minerales. Y en Jáchal inició el ciclo lectivo de la Licenciatura en Ciencias Políticas y de la Tecnicatura en Enfermería. En total se han destinado más de 8 millones de pesos para el dictado de estas carreras.

AO

Te puede interesar