Luis Scola, el jugador con más partidos en la historia de los mundiales

Deportes 10 de septiembre de 2019 Por
Con su ingreso en el partido ante Serbia, el interno argentino alcanzó los 39 partidos en Copas del Mundo y superó la marca de Jerome Mincy.
scola-record_862x485

Luis Scola pisó la cancha en el encuentro por los cuartos de final del Mundial ante Serbia y se convirtió en el jugador con más partidos en la historia de los mundiales tras superar al boricua, que tuvo un gran paso por la Liga Nacional, Jerome Mincy con 39 presentaciones.

El 22 de agosto de 2002 en Indianápolis, Luifa debutó en una Copa del Mundo ante Venezuela y fue con triunfo, algo que se le hizo costumbre al interno de la Selección ya que se llevó la victoria en 30 de los encuentros acompañados de la exitosa Generación Dorada. En ese mismo torneo fue que Argentina bajó por primera vez al Dream Team, a pesar del trago amargo de caer en la final ante Yugoslavia con un falló polémico sobre el cierre justamente sobre Scola.


En Turquía durante el 2010 se vio la mejor versión del interno de la Selección Argentina, más allá del liderazgo fuera del campo de juego, que lo llevó a convertirse en el gran capitán de la camada más ganadora de la historia del deporte de la naranja en nuestro país, fue el gran abanderado de la ofensiva de los dirigidos por Sergio Hernández. En cinco oportunidades sumó más de 30 unidades, incluida la memorable tarde en la que convirtió 37 ante Brasil por los octavos de final, lo que colaboró lo suficiente para que alcanzará los 660 puntos en la competencia y sea el segundo máximo anotador de la historia solo por detrás de Óscar Schmidt.

Con 39 años demostró estar a un gran nivel y respecto de lo que sucedió hace 17 años en Estados Unidos aumentó sus estadísticas dentro del campo de juego. Ese crecimiento permite creer que el récord del bonaerense podrá seguir aumentando, ya que jugará las semifinales y es uno de los grandes candidatos a quedarse con la corona en China. Este equipo bajo la bandera del gran capitán demostró que nadie le quitará la ilusión.

AO

Te puede interesar