Nueva charla de Alberto Fernández con Juan Schiaretti para buscar el voto de Córdoba

Política 21 de agosto de 2019 Por
El candidato a presidente por el Frente de Todos confirmó la conversación y aseguró: "Tuvimos una muy linda charla con el Gringo".
charla

Alberto Fernández llamó al gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, para seguir buscando el voto de los cordobeses, única provincia en la que el Frente de Todos no se impuso ante el oficialismo.

"Tuvimos una muy linda charla con el Gringo", reveló el candidato a presidente del Frente de Todos en su entrevista con Oscar González Oro en Radio 10.

La frase de Fernández convulsionó la política mediterránea, donde la lista corta de precandidatos a diputados nacionales de Hacemos por Córdoba quedó tercera detrás de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos.

Desde el entorno del gobernador cordobés explicaron que la charla fue "muy buena" y está confirmado que se encontrarán personalmente cuando el candidato a presidente del peronismo regrese a Córdoba en el segundo tramo de la campaña.

Antes de las PASO, Fernández estuvo cinco veces en Córdoba. La provincia tuvo un lugar especial en el armado estratégico de su campaña. La intención fue trabajar en la reconciliación con un electorado que, históricamente, ha sido adverso para el kirchnerismo.

La primera vez que visitó la provincia en campaña fue un viaje relámpago para charlar a solas con el gobernador en la Casa de Gobierno. En otras dos oportunidades recorrió algunas de las principales ciudades. Estuvo en la Capital, Villa Carlos Paz y Villa María. En ese viaje estuvo acompañado por Sergio Massa y Felipe Solá, los dirigentes menos kirchneristas del espacio.

Fernando 'Chino' Navarro, del Movimiento Evita y de buen diálogo con Schiaretti, organizó la logística y las movilizaciones políticas en Córdoba. En eso está nuevamente para el regreso en la campaña hacia el 27 de octubre.

Alberto Fernández analizó números y ya organiza su agenda para visitar Mendoza este jueves y viernes. A Córdoba viajaría la próxima semana. Cuando desembarque en la provincia volverá a encontrarse con Schiaretti. Pero esta vez, la reunión será diferente. Ambos están parados en lugares distintos a los que ocupaban hace apenas dos semanas.

Fernández ahora es un candidato consolidado que rompió el techo K. En Córdoba no le fue demasiado bien, quedó 18 puntos debajo de la dupla que integran Mauricio Macri y Miguel Angel Pichetto, pero confía en achicar la diferencia.

En este tiempo electoral gran parte de los intendentes cordobeses hicieron 'docencia' en la provincia para impulsar la boleta corta pegada a la fórmula Fernández-Fernández. Y el presidente del PJ, el senador Carlos Caserio, también trabajó fuerte en esa línea.

El planteo de los jefes comunales es salir de la prescindencia en la que se mantuvo Schiaretti. El gobernador, sin embargo, se mantendrá sin dar un apoyo público a la boleta del peronismo K. Pero no frenará la campaña a favor de los Fernández.

El mandatario cordobés fue claro en el último congreso del PJ cordobés. Allí pidió empujar la boleta corta pero le dio libertad de acción a los intendentes y legisladores que forman parte del espacio político que lidera.

AO

Te puede interesar