Los números de la economía que explican la contundente de derrota de Macri

Política 12 de agosto de 2019 Por
Fernández le sacó 15 puntos.
mamama

La economía habló a través de las urnas. Una vez más. Por más que el Gobierno intente machacar con mejoras en infraestructura, institucionalidad y estadísticas, los magros (y en algunos casos graves) resultados económicos parecieran estar sentenciando la suerte del Gobierno para octubre. Al menos, eso parecen indicar los datos que arrojan las PASO. 

Ahora bien, ¿cuáles son los ítems que más golpearon la imagen del Gobierno?

1 - La pobreza 

Es difícil rastrear cuál es la cantidad de pobres heredado por el macrismo, debido a que hubo un apagón estadístico en los últimos años del kirchnerismo. Sin embargo, el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica es uno de los termómetros más aceptados y, según sus datos, Cristina abandonó la Presidencia con un 29% de pobres. La fotografía del final de mandato de Cambiemos muestra un fuerte empeoramiento de este dato: Si bien el último informe de este observatorio, previo a la salida de Macri, se conocerá en septiembre, Agustín Salvia (director del mismo) ya adelantó que el número rondará el 35%. 

La indigencia tuvo un recorrido similar. Rondaba el 6% en el último año de CFK y según los cálculos de Salvia se colocarán en 7% en la próxima medición. 

2 - La inflación

Otro de los salvavidas de plomo que se colocó Macri fue adelantar que la inflación era fácil de bajar. Confiaba en recorrer un camino similar al de los países latinoamericanos cuyo modelo admira (Chile, Perú, Colombia) que redujeron las cifras a números insignificantes. Nada de eso pasó. 

En los primeros años de su Gobierno, se culpabilizaba a la inercia que había dejado el kirchnerismo, pero la verdadera disparada se dio luego de la devaluación de 2018. El año pasado el aumento generalizado de precios alcanzó el 47,6% y fue el más alto en 27 años. En junio pasado, la interanual se colocó en 55,8%.

3 - El empeoramiento laboral

La viñeta trabajo tiene dos aristas: el empleo y la calidad del empleo. Ambas se derrumbaron en estos años. Si bien, nuevamente, es difícil calcular las cifras de desempleo con las que entregó el Gobierno Cristina Kirchner, el propio Indec reformulado por Macri arrojó un 7,6% a fines de 2016, luego de un año de Cambiemos. Hoy esa cifra salto 2,5 puntos porcentuales. 

Pero incluso en el año en que el empleo tuvo un mejor comportamiento, es decir, en 2017, los especialistas en la materia advertían que estaba habiendo una precarización, dado que muchos de los nuevos empleados eran, en realidad, monotributistas con rebusques o modos de contratación irregulares. 

El sector que más puestos de trabajo perdió fue la industria, que suele ser el que otorga empleos de mayor calidad y con mayores derechos sociales.

4 - Las devaluaciones

El primer salto del dólar, a poco de asumir el Gobierno, fue comprensible, dado que había una apreciación del peso poco sostenible en el tiempo que había quedado desde el kirchnerismo a raíz del cepo. Sin embargo, la crisis de balanza de pagos que terminó con el salto de 2018 tuvo un impacto determinante en el deterioro de los aspectos que se mencionan arriba. El dólar se apreció más de un 100% en relación al peso. 

Para colmo, parte de esa devaluación se la devoró la inflación, por lo que algunos especialistas vuelven a hablar de atraso cambiario. 

La variable dólar, además, genera un importante malestar en la clase media y media alta, a la que se le complicó el ahorro y ciertos gustos, como los viajes al exterior. No obstante, el mayor daño fue el efecto dominó sobre empleo, poder adquisitivo e inflación.

5 - El endeudamiento

Uno de las apuestas del Gobierno para financiar el gradualismo fue el endeudamiento externo. No solo no logró estabilizar las demás variables, sino que disparó la relación entre los pasivos del país, que era una de los aspectos en los cuales la economía relativamente saneada. En el primer trimestre de 2019, el stock alcanzó los 324.898 millones y, según un cálculo de la consultora Ecolatina, significa un 88,5% del PBI. 

6 - Crecimiento negativo

La década que comenzó en 2011 y finaliza el año que viene será, realmente, un decenio perdido en materia de PBI per cápita. Y los años de macrismo, lejos de ser una excepción, empeoraron la tendencia de Cristina. El año pasado, el Producto Bruto Interno se desplomó un 2,6%. El único año de crecimiento durante la gestión Cambiemos fue 2017. Para 2019 y 2020 se esperan dos años más de caída de la economía.

7 - Déficit fiscal

A diferencia de lo que sucedió en las provincias, que lograron mejorar sus números fiscales, el Gobierno nacional gastó más de lo que le ingresó en sus cuatro años de Gobierno. Desde la administración Dujovne se inflan el pecho al adelantar que en 2019  el déficit primario (es decir, el que excluye la deuda) va a cerrar en un 0,5%, muy por debajo de lo que sucedía en los años anteriores. Sin embargo, si se agregan los intereses de deuda, el número es mucho mayor. 

8 - Otros factores

- La crisis económica arruinó a centenas de pequeñas y medianas y empresas, el sector que más empleo genera. Y a las que quedaron les complica la vida las tasas altas que les niegan el acceso al financiamiento y les incrementan el costo de descontar cheques. 

- Las inversiones nunca llegaron, a diferencia de la lluvia esperada por Macri.

- Los tarifazos golpearon transversalmente a la clase media, a las clases populares y a muchas empresas, que no pudieron resistir los incrementos de luz, gas y agua.

- Los economistas de corte liberal, más críticos del macrismo, señalan al 28D como la causa de todos los males. El 28 de diciembre de 2017, las cabezas económicas del macrismo (Nicolás Dujovne y Luis Caputo) y Marcos Peña se sentaron al lado del entonces presidente Banco Central, Federico Sturzenegger, para anunciar modificaciones en las metas de inflación. Esto fue tomado por el mercado como una intervención a la autoridad monetaria. 

msn

AO

Te puede interesar