Deporte y nuevas tecnologías: el boom de los datos estadísticos llega al fútbol argentino

Ciencia y Tecnologia 10 de agosto de 2019 Por
Las nuevas tecnologías podrían provocar una mutación significativa en la selección de jugadores, entrenamiento y hasta en las decisiones dentro del campo
tecnologia

Inteligencia Artificial, Big Data, métricas y cálculos matemáticos forman parte del menú que tienen en evaluación varios clubes locales para mejorar su rendimiento deportivo.

Hace un tiempo ya que la inserción de nuevas tecnologías en el deporte, especialmente en el fútbol, abrió un debate que aún no tiene fin en Argentina.

La discusión se da no sólo con el eje puesto en el tan cuestionado VAR, sino, también, en aquellos avances que permitan una mejora en la preparación de los equipos.

En este sentido, hay dos posturas muy marcadas: aquellos que son permeables a la incorporación de nuevas herramientas, porque consideran que optimizan sus posibilidades y achican el margen de error; y quienes creen que no necesitan salirse de lo clásico para tener éxito, y ponderan el ojo humano por sobre cualquier novedad.

Dentro de la primera corriente, se puede ubicar, como uno de los máximos referentes a nivel local, a Ariel Holan, ex entrenador de Independiente, pionero en la utilización de diversas tecnologías como drones para observar los entrenamientos desde otros ángulos o dispositivos que miden la cantidad de kilómetros recorridos por los jugadores.

Del otro lado, en las antípodas, se encuentra Néstor Gorosito, DT de Tigre, quien más de una vez ha manifestado que no considera que este tipo de cuestiones le sume mucho a lo que él percibe a partir de su experiencia.

Holan fue campeón con Independiente de dos copas internacionales y Gorosito obtuvo, recientemente, la primera estrella en la historia de Tigre. Así, lo que queda en evidencia es que ninguna idea tiene ni el éxito ni el fracaso asegurados.

Para Andre Brener, dueño de la empresa Data Fútbol, el análisis de datos es un complemento al método tradicional, al que tiene que ver puramente con el juego.

"Realizando un análisis de datos no se reemplaza a un analista de videos ni, menos, a un técnico. Pero ayuda a reducir tiempos y a focalizar mejor el análisis", opina.

Si bien actualmente la utilización de estadísticas es frecuente, ya que hasta en las transmisiones de los partidos pueden observarse algunas de ellas, la forma de aprovecharlas resulta un tanto rudimentaria si no se cuenta con el apoyo de especialistas.

"Nosotros buscamos generar las mejores métricas a partir de cálculos matemáticos, que no sean estadísticas tradicionales. Por ejemplo, medir el ataque de un equipo solamente a partir de la cantidad de tiros al arco no sería correcto. Para esto utilizamos herramientas de Big Data e inteligencia artificial", explica Brener.

El relevamiento de estos datos puede ser utilizado para cuatro cuestiones diversas: evaluar equipos y jugadores, analizar el equipo propio, analizar a los rivales y búsqueda de jugadores.

En Europa, este tipo de empresas trabajan a la par de algunos clubes de elite con mayor fluidez (en especial, en el área de scouting) que la que existe hasta el momento en Argentina, a pesar de que aún no hay un desarrollo pleno ni una institucionalización total de este tema en todos los equipos.

El caso más emblemático es el del Liverpool FC, vigente campeón de la UEFA Champions League, que se ha fortalecido a partir del trabajo de Ian Graham, un físico, doctorado en la Universidad de Cambridge, que desde el 2012 trabaja como director de análisis en dicha institución. Estos datos, que su entrenador, Jürgen Klopp, supo combinar con su intuición y conocimientos futbolísticos, llevaron al conjunto inglés a lo más alto del fútbol europeo.

Un cambio en el deporte

A nivel local, donde la mentalidad imperante es notablemente más cerrada, recién ahora algunos equipos de la Superliga comienzan a abrirse al mundo de los datos. En la mayor parte de los casos, los que han utilizado este tipo de tecnologías tienen como objetivo principal partir de una base determinada para efectuar los trabajos de análisis que habitualmente realizan.

Por ejemplo, si buscan incorporar un jugador en una determinada posición, con ciertas características, la tecnología permite escanear miles de futbolistas de todo el mundo y separar a aquellos que reúnan las condiciones requeridas. Posteriormente, los dirigentes o el cuerpo técnico podrán elegir a su favorito, pero de un número acotado de opciones.

Algo similar se da a la hora de analizar rivales; hay cuestiones que son perfectamente cuantificables en datos, mientras que otras están sujetas a la subjetividad humana. El trabajo que realizan empresas como Data Fútbol permite poder enfocarse en aquellas cuestiones más subjetivas, contando con datos confiables para aquellas cosas más concretas.

Este tipo de novedades, que cada vez son más frecuentes en el mundo del deporte, y que parecen encontrarse en un proceso inicial de desarrollo, al menos en el fútbol, prometen tener una gran evolución en los próximos años. Y si esto sucede, inclusive la dinámica del deporte puede verse afectada.

El dueño de Data Fútbol considera que puede existir un cambio en el deporte. "Es posible que las compras de jugadores se basen mucho más en este tipo de datos y en generación de métricas", anticipa.

Y agrega: "En cuanto al juego falta mucho aún, pero, por ejemplo, el tiro de media distancia o de lejos, quizás se utilice menos, porque en los números tiene muy poca probabilidad de gol. Cuando empiece a optimizarse más el disparo, es probable que los equipos busquen tirar desde lugares diferentes".

Si bien todas son especulaciones y es imposible saber ciertamente como mutará el deporte en función de la llegada de nuevas tecnologías, en otros deportes los datos han tenido impacto y han hecho cambiar algunos aspectos del juego.

En la NBA, por ejemplo, cayó totalmente en desuso el tiro mid-range (tiro de media distancia), dado que su probabilidad de acierto es muy similar a la del tiro de tres puntos y tan solo otorga dos. Por este motivo, la mayor parte de los equipos ha optado por dividir sus ofensivas en tiros desde afuera del perímetro, buscando los tres puntos o penetrar la defensa e intentar un tiro lo más cercano al aro posible.

El fútbol es un deporte con un componente emocional único e irremplazable. Y tiene, además, una serie de normas o valores que remiten permanentemente a épocas pasadas.

A pesar de estas cuestiones, que a veces se erigen como inquebrantables, el anhelo de éxito es el pequeño portal por el cual las innovaciones -que no aseguran resultados, pero disminuyen errores evitables-, ingresan al mundo del fútbol y movilizan estructuras que parecen un poco obsoletas.

iProfesional

AO

Te puede interesar