Cinco días antes de las elecciones, el Gobierno debatirá una ley que proscribe candidatos condenados

Nacionales 11 de julio de 2019 Por
Es la réplica de la "ficha limpia" de Brasil y ya tuvo dictamen hace dos años con respaldo de Sergio Massa. Nunca se trató y Cristina Kirchner pudo ser candidata.
camara

Cambiemos, o Juntos por el Cambio, reabrirá la Cámara de Diputados recién cinco días antes de las primarias y para debatir en comisión la ley de "ficha limpia", que prohíbe que haya candidatos con condenas judiciales.

Aunque la convocatoria es para una reunión "informativa", el macrista Pablo Tonelli y el radical Diego Mestre, presidentes de las comisiones de Asuntos Constitucionales y Justicia, no descartan apurar un dictamen si tienen quórum y muchos opositores no asisten para no interrumpir la campaña con un tema tan incómodo, aun cuando cualquier ley no alterará las candidaturas de estas elecciones. 

El proyecto tuvo varias versiones y un largo recorrido en el Congreso. El 15 de noviembre de 2017, la Comisión de Justicia dictaminó el que había sido presentado por la macrista Silvia Lospennato, que impedía candidatos condenados en primera instancia.

Lo consiguió con respaldo del Frente Renovador de Sergio Massa, que a través de Julio Raffo adhirió y logró algunos cambios, como que la proscripción sea posible si la condena confirmada es "dictada por un tribunal colegiado" y se levante ante "una eventual absolución".

El apoyo del massismo no fue una novedad, porque los diputados de esa fuerza respaldaron y colaboraron con la agenda de leyes "anti corrupción" de los primeros dos años de gestión de Mauricio Macri, como la de extinción de dominio, devuelta con modificaciones del Senado, cajoneada en la Cámara baja e implementada por un decreto de necesidad y urgencia.

La ley de "ficha limpia" adquirió ese nombre en Brasil, donde le impidió a Lula Da Silva ser candidato a presidente por estar preso. En Argentina, ni esa condena proscribe a un candidato.

Según supo LPO, el proyecto se congeló además por resistencias de muchos radicales, temerosos de se proscritos por jueces federales de provincia gobernadas por peronistas. De hecho, el año pasado a la diputada Aída Ayala le dictaron prisión preventiva y no está presa por sus fueros parlamentarios. Tampoco será candidata.

La presión para reactivar el debate llegó desde varios frentes: Graciela Ocaña, la lilita Paula Olivetto y Lospennato se sumaron a una "Jornada de Derecho Electoral y Ética Pública" en la UBA  para pedir recolectar firmas a favor de la "ficha limpia", con la participación entre otros del ex Juez, Marlon Reis, impulsor de la ley en Brasil, clave para el triunfo de Jair Bolsonaro.  

LPO

AO

Te puede interesar