En pleno ajuste empresario, llega un gigante de las búsquedas de empleos

Ciencia y Tecnologia 08 de julio de 2019 Por
Es una plataforma colaborativa con evaluaciones de los trabajadores
busqeda

 

En una época en la que muchas empresas se ajustan el cinturón y desvinculan empleados, desembarca la estadounidense Glassdoor, uno de los mayores sitios de reclutamiento y búsqueda de empleo en todo el mundo. Con un sólo click permite acceder a 6.621 búsquedas de personal, sólo en Buenos Aires.

 

Glassdoor fue lanzada en 2008 y tiene 900 empleados en nueve oficinas. A principios de este año, se expandió a Singapur, Hong Kong, Nueva Zelandia y abrió oficinas en París (Francia) y en Hamburgo (Alemania). Ahora, se expandió a la región con la adquisición de Love Mondays, un portal de carreras creado por la brasileña Luciana Caletti, actual vicepresidente de Glassdoor Latinoamérica.

La plataforma ofrece varias secciones, muestra un perfil de reconocidas empresas, calificaciones anónimas de actuales y ex empleados, otra columna informa sobre los sueldos de distintas posiciones y ofrece ventajas y prestaciones para los trabajadores.

Al ingresar al sitio, el usuario debe incorporar información sobre alguna compañía en la que haya trabajado. Puede ser acerca de sueldos, entrevistas o beneficios. Como se trata de una plataforma colaborativa, para obtener información, piden que todos hagan su aporte.

Caletti explicó a BAE Negocios que "contamos con información de 32.000 empresas argentinas que sólo en Buenos Aires piden cubrir 6.221 posiciones. En el cargo de gerente hay 93 búsquedas activas, 767 para la posición de analista, 244 para empleados administrativos y 149 en ventas".

Hay búsquedas de personal en varias provincias. Por ejemplo, en Córdoba se pide cubrir 1.076 puestos, de los cuales, 134 son analistas y 33 ventas.

Los interesados pueden subir su currículum pero sólo los ve Glassdoor para enfocar mejor la búsqueda, no se los da a las compañías que buscan. "Es un sitio para conocer compañías y ver cómo es la experiencia de trabajar ahí, no es una red de usuarios como Linkedin", señaló la vicepresidente de la región.

Sobre el contexto en el que desembarcan señaló que "pese a la difícil situación económica del país, hay bolsones de demanda de las empresas de tecnología, gas y petróleo. Se buscan talentos calificados". Una buena noticia es que no esta permitido por la legislación estadounidense poner tope de edad en los reclutamientos.

Para las firmas es una vidriera y también un riesgo ver opiniones de sus empleados. "Todos los comentarios son moderados por el community manager, las empresas tienen derecho a réplica y pueden comentar las evaluaciones. No se puede hablar de ninguna persona en especial, salvo los CEOs", explicó Caletti.

En momentos en los que el movimiento Ni una menos avanza, Glassdoor no impide que en los comentarios puedan surgir denuncias de maltratos o de acoso sexual. Sabe que las empresas hacen un seguimiento de todo lo publicado y pueden responder o iniciar una investigación, gracias a esta herramienta.

AO

Te puede interesar