Látigo a Monzó y Pichetto complica eliminar PASO

Política 25 de junio de 2019 Por
La Casa Rosada salió a encapsular anoche el pedido del radical Cornejo para dejar sin efecto primarias presidenciales. La UCR presentó anoche proyecto de ley. Interna oficialista y la implosión del peronismo federal ensucian posibilidad de que avance el debate en el Congreso.
latigo

La Casa Rosada salió anoche a encapsular el pedido del radical Alfredo Cornejo para suspender las PASO presidenciales y descartó, por ahora, que esa iniciativa avance en el Honorable Congreso de la Nación. La atomización del peronismo en Diputados, tras la implosión del bloque Alternativa Federal, sumado al amotinamiento de Emilio Monzó -el más castigado del oficialismo en el cierre de listas- trazan un escenario delicado en el recinto para abrir ese debate en plena campaña.
 
“Creo necesario revisar la utilidad de las PASO en estas elecciones. Es sensato suspenderlas en los cargos provincias que no hay competencia interna. El Congreso debería trabajar en eso para cuidar el dinero público que debe ser prioridad de una buena administración del Estado”, sostuvo Cornejo en un mensaje en su cuenta de la red social Twitter. Por la tarde, la diputada radical Gabriela Burgos ingresó el proyecto de ley en el Congreso para modificar el artículo 19 de la Ley N° 26.571 de Partidos Políticos que regula las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, sancionada en el año 2009 durante el mandato de Cristina de Kirchner. El texto deja sin efecto las PASO sólo para las categorías donde se haya inscripto un solo candidato por agrupación para esa categoría. Eso es lo que ocurrió con los nueve frentes electorales que presentaron fórmulas únicas a la Presidencia.

“Estamos de acuerdo con la filosofía del proyecto. Macri también quiso eliminarlas cuando enviamos la reforma electoral, pero no hubo acuerdo. Tuvimos que sacar ese artículo del proyecto”, respondieron ayer desde un despacho de la Casa Rosada. Además, descartaron que el Presidente deje sin efecto la PASO a través de un decreto de necesidad y urgencia. El nuevo escarmiento a Monzó en el cierre de listas, a quien no le permitieron anotar a ninguno de los legisladores provinciales que terminan mandato en diciembre, sumado al aislamiento que también padecieron Rogelio Frigerio y Miguel Pichetto en el armado de las boletas, impide instalar un clima armónico de negociación con el peronismo en el Congreso.

Ayer el intendente de Vicente López, Jorge Macri, dio su interpretación sobre el ocaso de Monzó: “Él (Monzó) siguió pensando que no había un liderazgo que ordenaba en la provincia de Buenos Aires (...) Yo entendí eso. Tal vez otros dirigentes no comprendieron que había una líder que ordenaba desde la gestión y desde la política la provincia de Buenos Aires. Yo pude integrarme bien al trabajo con ella y otros no”. El ambiente en el interbloque Cambiemos en Diputados es delicado. Mario Negri viene de fracturar a la coalición oficialista en la elección cordobesa y el jefe de bloque , Nicolás Massot, avisó que se irá a capacitar a la Universidad de Yale.

La organización de la PASO del 11 de agosto, de acuerdo con estimaciones de Adrián Pérez, secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior, cuesta alrededor de 4 mil millones de pesos. Si bien no habrá primarias para la categoría presidencial, sólo en Juntos para el Cambio se preparan para competir en 13 provincias donde irán a internas para definir la boleta de diputados nacionales. Lo mismo ocurre para las categorías municipales, donde oficialismo y oposición presentan más de un candidato a intendente.

Mauricio Macri y María Eugenia Vidal se mantuvieron ayer al margen del debate que reflotaron Cornejo y el jujeño Gerardo Morales a través de la diputada Burgos. Tras oficializar las listas y con la campaña iniciada, el Presidente estuvo ayer junto a la gobernadora de Buenos Aires en una recorrida por el nuevo tramo de la Ruta Nacional 7 y resaltó que esa obra “es real, no es ‘sarasa’”.

En la visita al partido bonaerense de San Andrés de Giles, Macri destacó que “la política debe estar al servicio de la gente”. El jefe de Estado afirmó que durante su gestión ya se terminaron 7 mil kilómetros de rutas, más que lo hecho en “los últimos 65 años”. “Hace 4 años recorríamos con Mauricio esta ruta y en uno de los recorridos que hice por Chacabuco, en una biblioteca popular muy chiquita, un grupo de vecinos me pidió por la Ruta 7. A las pocas semanas fuimos con Mauricio y los vimos a la vera de la ruta, con un cartel que contaba la cantidad de fallecidos por accidentes que podían prevenirse con una ruta mejor”, continuó la gobernadora junto al candidato a intendente de Juntos por el Cambios, Eugenio Lacanette.

AO

Te puede interesar