Reclaman un plan de emergencia para salvar a la ciencia

Ciencia y Tecnologia 23 de mayo de 2019 Por
Directores del Conicet desafían al Gobierno Nacional a "debatir públicamente el presupuesto"
conicet

Directores de al menos 65 institutos del Conicet reclamaron hoy al gobierno nacional un "plan de emergencia para salvar a la ciencia argentina" y desafiaron a las autoridades "a debatir públicamente el presupuesto" destinado al sector, en una conferencia de prensa realizada en el Museo de Ciencias Naturales del barrio porteño de Almagro.

"Es una vergüenza que intenten dar tranquilidad a través de los medios (de comunicación) de este modo", dijo Juan Pablo Paz, integrante de la mesa coordinadora del Plenario Nacional del Directores del Conicet (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas), respecto al anuncio realizado ayer por el Gobierno sobre un aumento de 1.000 millones de pesos al presupuesto para la ciencia.

Y agregó que "hacen un manejo creativo de los números" porque la mitad de ese dinero "ya estaba" en la partida asignada a la ciencia en una "línea llamada Obligaciones a cargo del Tesoro Nacional" y la otra mitad "no se sabe a qué será destinada".

La Secretaría de Gobierno de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación anunció ayer un aumento de 1.000 millones de pesos en el presupuesto para garantizar "el normal funcionamiento de todos los institutos de investigación" y la apertura -el 3 de junio- de la convocatoria del concurso a la Carrera del Investigador Científico 2019 para cubrir 450 cargos nuevos.

De este modo, la cartera aseguró que financiará "los proyectos de investigación aprobados y adjudicados, tanto a través de la Agencia Nacional de Promoción de Ciencia y Tecnología, como a través del Conicet y el Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (Cofecyt)", y detalló que los aumentos "se efectivizarán con desembolsos a partir de junio".

Sin embargo, los investigadores alegaron hoy que los anuncios de la Secretaría no alcanzan para resolver la "crisis presupuestaria del sistema Conicet y del científico en general", y denunciaron que la inversión para el sector disminuyó, entre 2015 y 2018, del 0,35% del PBI al 0,26%, lo que equivale a "18.000 millones menos".

Respecto a la designación de los nuevos directores del Conicet, Mario Pecheny en Ciencias Sociales y Humanidades, y Alberto Kornblihtt en Ciencias Biológicas, anunciada ayer por el gobierno, los investigadores respondieron que "está un año atrasada".

"La comunidad científica los eligió en junio de 2018", afirmó Paz, y recordó que la designación quedó pendiente porque el Poder Ejecutivo Nacional no firmó el decreto que la hacía efectiva.

La mesa coordinadora del Plenario Nacional de Directores del Conicet se reunió por primera vez en la provincia de Córdoba los pasados 12 y 13 abril; allí, 140 titulares de institutos de investigación acordaron realizar, en coincidencia con la Semana de Mayo, un "Cabildo Abierto en Defensa de la Ciencia Argentina".

El Cabildo Abierto comenzó este mediodía con una conferencia de prensa donde, luego de varias disertaciones, se leyó un manifiesto firmado por 245 directores de institutos: "más del 90 por ciento de los potenciales firmantes", aseguró Paz. 

Con el título "Sin ciencia no hay futuro", el manifiesto pedía un "aumento de emergencia" en el presupuesto para el sector, la restitución del Ministerio de Ciencia y Tecnología -convertido en Secretaría en septiembre de 2018- y un aumento "sustancial" del número de vacantes para el ingreso a la carrera del investigador del Conicet.

Entre los anuncios que la Secretaría de Ciencia realizó ayer, figuró el llamado a concurso para 450 cargos nuevos, pero los científicos aseguran que eso es sólo un "parche".

"En los últimos años hubo una continua alteración de las condiciones de los llamados al ingreso de nuevos investigadores y una reiterada postergación de los plazos", denunciaron, y exigieron "recuperar el camino del crecimiento". 

Luego de leer el manifiesto, un centenar de científicos posó para los fotógrafos en las escalinatas del museo ubicado en el Parque Centenario, y detrás de ellos se veía un gran cartel verde con la leyenda "No a la extinción de la ciencia argentina".

Desde allí, los científicos se movilizaron al Polo Científico ubicado en la calle Godoy Cruz del barrio porteño de Palermo, donde una columna encabezada por la Asamblea de Becarios-Investigadores, vestidos de guardapolvo blanco, tocaron un candombe con los típicos tambores de este género musical.

AO

Te puede interesar