El Gobierno negó presiones sobre la Corte para que el juicio a Cristina Kirchner arranque el martes

Nacionales 16 de mayo de 2019 Por
"No hubo ningún operador", dijo Garavano, que explicó que se enteraron de la aclaración del máximo tribunal durante la reunión de Gabinete.
vvvv

Tras las idas y vueltas en la Justicia, luego de que la Corte Suprema indicara que el primer juicio oral a Cristina Kirchner empezará el próximo martes, el Gobierno aseguró que no hubo ningún tipo de presión a este Poder. Además dijo que el comunicado "va en coincidencia" con la postura oficial respecto "al alcance del pedido de un expediente".

"No hubo ningún operador judicial", aseguró el ministro de Justicia, Germán Garavano, en conferencia de prensa, acompañado por el presidente provisional del Senado Federico Pinedo (PRO). El funcionario dijo que se enteraron del comunicado del máximo tribunal durante la reunión de Gabinete y que no llegaron a analizarlo.

Garavano y Pinedo hablaron después de que el máximo tribunal informara que hará fotocopias del expediente en el que se investiga a Cristina Kirchner por corrupción en la obra pública y que después se lo devolverá en "tiempo oportuno" al Tribunal Oral Federal (TOF) 2.

El funcionario calificó la aclaración del máximo tribunal de buena porque ayuda a "aclarar los puntos", tras las protestas con cacerolazos en la Ciudad de Buenos Aires ante la posibilidad de que se postergara el juicio a la expresidenta, que empezará el martes de la semana que viene.

El ministro de Justicia dijo en esta línea que las manifestaciones demostraron que la corrupción "genera profunda sensibilidad" en la ciudadanía y habló del "profundo esfuerzo" que hace la sociedad "haciéndose cargo de años de despilfarro y de corrupción que se llevaron estos fondos" que faltan en el país.

"Es importante que se pueda realizar el juicio oral, que es una de las deudas de la justicia penal con la ciudadanía. Se trata del acto más importante del sistema, la máxima expresión del derecho de defensa y de ver si estos delitos se cometieron o no", indicó.

En las últimas horas, el TOF 2 le envió la causa al máximo tribunal pero sin suspender el juicio, como adelantó el presidente del cuerpo, Jorge Gorini, cuando aclaró que el proceso seguía en pie pero que la fecha de inicio dependía de la Corte. Finalmente empezará el próximo martes, a partir de las 12.

La Corte aclaró en un comunicado: "Que el pedido de autos solicitados por esta Corte no suspende el juicio oral en trámite, ni hubo decisión alguna del Tribunal Oral en ese sentido. La medida es al sólo efecto de examinar la causa que, una vez extraídas y certificadas las copias pertinentes, será devuelta a dicho tribunal, en tiempo oportuno".

La decisión inicial de la Corte se produjo a partir de pedidos realizados por la expresidenta, que a partir de la semana que viene debe ser juzgada en un proceso oral y público por corrupción en la obra pública junto al empresario K Lázaro Báez y el exministro de Planificación Federal Julio De Vido, entre otros. En esta causa se investiga si la exmandataria direccionó obra pública en beneficio del detenido Báez -dueño de la compañía Austral Construcciones- a través de 52 contratos en Santa Cruz por un valor actualizado de $ 46.000 millones.

AO

Te puede interesar