Habrá que sacar una credencial para ver fútbol o recitales en los estadios

Nacionales 12 de mayo de 2019 Por
Llega el "Fan ID".
credencial1

Los que quieran ir a la cancha a mirar un partido o asistir a un recital deberán incorporar dos obligaciones nuevas: empadronarse en un registro y tramitar una credencial. En adelante, tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en el GBA, ninguna persona entrará a un estadio sin su tarjeta de identificación. Así se lo confirmaron a Clarín tanto autoridades porteñas como bonaerenses.

La credencial será de plástico, como una SUBE, y aún no está definido si será de distribución gratuita o si habrá que pagar algún costo por el trámite.

No podrán conseguirlo quienes tengan alguna medida restrictiva de ingreso: pedido de captura, antecedentes de violencia en eventos de fútbol o inhabilitaciones dispuestas por la Justicia o la Agencia provincial de Prevención de Violencia en el Deporte (Aprevide). Si alguna de esas limitaciones es detectada durante el proceso de registro de datos o en la puerta del estadio, el acceso estará prohibido. En Provincia, el control será sólo a mayores; en Capital, también a menores.

La medida abarcará también a los turistas. Si una persona de alguna provincia del Interior o un extranjero viene a ver un recital o un partido, deberá tramitar la credencial. En Provincia, informaron que en las inmediaciones de los estadios habrá mesas con personal para hacer el trámite en el momento. En la Ciudad aún no definieron la metodología.

El cambio quedó plasmado en dos resoluciones publicadas en el Boletín Oficial de cada gobierno. Una, firmada por el ministro bonaerense de seguridad Cristian Ritondo, y la otra, por el subsecretario porteño de Seguridad Ciudadana Juan Pablo Sassano. Las resoluciones crean un marco regulatorio que plantea dos situaciones. Por un lado, exige empadronarse para asistir a un partido de fútbol o a un espectáculo o recital. Por otro, obliga a los organizadores del fútbol (AFA) y a productores de eventos masivos a validar la identidad de cada uno de los asistentes y hacer el control en la puerta de los estadios.

credencial

Empadronarse para ir a la cancha suena conocido. En 2006, el presidente de la AFA, Julio Grondona, lanzó el programa "AFA Plus", que recién se implementó siete años después. Tenía el mismo fin: que los hinchas estuvieran identificados con nombre, foto, domicilio, documento y huellas digitales al entrar a los estadios. Después de 400.000 empadronamientos y 250.000 tarjetas impresas, el sistema quedó descartado en 2015.

 
Ahora, del AFA Plus se pasa a un Fan ID, parecido al que se usó en Rusia durante el Mundial. Para acceder a la credencial, habrá que entrar a una página web (aún no está claro si la creará el Estado o los organizadores) y cargar los datos. En principio, pedirán nombre y apellido, documento de identidad, lugar y fecha de nacimiento, domicilio, género y una foto tipo carnet. La información se almacenará en un registro de concurrentes y se cruzará con bases de datos propias de la Ciudad, Provincia y Nación.

“Hoy existen muchos registros sobre los cuales se disponen inhabilitaciones para determinadas cuestiones. Está el Registro Nacional de las Personas (Renaper), el registro de la Aprevide y disposiciones judiciales. Pero no hay un documento que unifique todos esos datos, por lo que el control se hace más complejo”, explica Ignacio Greco, subsecretario Legal y Técnico del ministerio de Seguridad bonaerense, y agrega: “Con este nuevo registro de concurrencia esto debería simplificarse”.

Desde el lado de Ciudad de Buenos Aires, el subsecretario Juan Pablo Sassano suma: “Es una acción dirigida a garantizar las condiciones de seguridad, adecuando la forma de registro, ingreso y permanencia en un estadio. Hoy se controla entre un 70% y 75% con Tribuna Segura (el sistema que obliga a ir con DNI a la cancha). El Fan ID es un Tribuna Segura mejorado, que absorberá ese porcentaje al que no estamos llegando”.

El registro de concurrencia, explican tanto desde Ciudad y Provincia, está pensado en forma central para el fútbol, aunque las resoluciones también marcan que se exigirá en eventos cuya capacidad autorizada supere los 5.000 asistentes. Ahí entran desde recitales, fiestas electrónicas, espectáculos como Cirque du Soleil y hasta festivales masivos como el que organizan los evangelistas en la cancha de Vélez Sarsfield.

En el caso de Ciudad de Buenos Aires, se tendrán en cuenta aquellos que se desarrollen en canchas de fútbol, y no se contemplarán otros que se realicen en playones o lugares no reconocidos como estadios. Incluso hay algunos lugares que sí lo son pero no serán incluidos, como el Autódromo, el Campo de Polo o el Luna Park. En Provincia, esa diferencia entre sedes no se marcará (sí incluirán los autódromos, por ejemplo), pero el control se efectuará sólo en eventos comerciales, no en espectáculos organizados por la Provincia o municipios.

El objetivo, según adelantaron las autoridades, es que el sistema esté operativo hacia el comienzo de la temporada 2019-2020 de la Superliga, en julio.

MSN

AO

Te puede interesar