Elecciones en Córdoba: una contienda clave con rebote nacional

Política 12 de mayo de 2019 Por
Con Cambiemos dividida, Schiaretti tiene buenas chances de conseguir la reelección. La disputa por la intendencia de Córdoba promete ser la más reñida.
candidatos

Este domingo se juega una gobernación clave. Será el turno de ir a las urnas para los cordobeses, que se debatirán entre la continuidad del peronismo -de la mano del actual gobernador Juan Schiaretti-, y las alternativas, que incluyen dos opciones dentro de lo que antes conformaba el espacio del oficialismo nacional en esa provincia.

Sin dudas, el buen horizonte al que se enfrenta Juan Schiaretti se debe, en gran medida, al quiebre de Cambiemos en ese distrito. Después de tirantes negociaciones internas, el diputado nacional Mario Negri y el actual intendente de Córdoba Ramón Mestre irán en listas separadas. Negri, en dupla con el macrista Héctor Baldassi, por la lista de Córdoba Cambia, donde conviven el Frente Cívico y la Coalición Cívica. Esta fórmula y en especial la figura del legislador nacional ha recibido durante esta carrera electoral un fuerte respaldo por parte de Elisa Carrió, referente de la coalición Cambiemos. Por otro lado, Ramón Mestre, encabeza la lista de la Unión Cívica Radical y su compañero de fórmula es el intendente de Bell Ville, Carlos Briner.

Los cruces entre Mestre y Negri tuvieron muchas repercusiones y llegaron a un pico de tensión en el mes de marzo. Negri advirtió que había intenciones de expulsarlo de su partido (la UCR) para evitar que sea precandidato. "Por pedir que se cumpla con lo que por unanimidad solicitó la Junta Electoral para asegurar la transparencia en la interna de Cambiemos en Córdoba, los que manejan la UCR mandan a decir que me van a expulsar del partido. Yo trabajo para sacar al PJ, ellos para sacarme a mí", expresaba el legislador en su cuenta de Twitter, en clara alusión a Mestre.

Del otro lado, el intendente de la Capital y ahora candidato por la UCR, en diálogo con Cadena 3, contestó: "A Negri no hacía falta echarlo. Se fue solo con el Pro. Nosotros trabajamos en Córdoba, desde Córdoba y con los cordobeses. Cuando buscamos hacer fuerte Cambiemos, muchos se encargan de venir y dividirlo acá".

Además de la gobernación, en la capital provincial se disputará quizás la elección más reñida. En la ciudad de Córdoba (donde se concentra buena parte del padrón provincial) compiten por la intendencia: Martín Llaryora por el oficialismo provincial, Rodrigo De Loredo, por la lista que lidera Mestre y Luis Juez, por Córdoba Cambia.

Juez, quien fue ex embajador de la Argentina en Ecuador y referente político de la provincia, se manifestó en apoyo a la candidatura de Negri desde que se conoció la ruptura de Cambiemos en el distrito. "Todos los resultados marcaban que Negri estaba entre 6 y 7 puntos por arriba de Mestre. Sin embargo, Mestre se encaprichó con su candidatura y avanzó con las internas", dijo.

En este escenario de oposición fragmentada, hay otro dato relevante que también facilita el camino de la continuidad para el oficialismo provincial: el kirchnerismo (con su expresión local en el frente Córdoba Ciudadana) no tendrá candidato luego de que desde ese espacio decidieron bajar la lista casi en el último minuto de la presentación ante la Justicia.

Quien iba a competir desde ese espacio por la gobernación iba a ser el diputado nacional Pablo Carropero, sobre el cierre de las candidaturas, el 24 de marzo, anunció en su cuenta de Twitter: "Desde el Frente Córdoba Ciudadana comunicamos a la sociedad de Córdoba que en el día de hoy hemos decidido no participar de las elecciones provinciales del 12 de mayo". Más adelante, también desde su misma cuenta, decía: "Es obviamente una definición difícil pero a la luz de diversos elementos que hoy se pusieron en consideración, evaluamos que esto es lo que debemos hacer. Hubiéramos querido expresar en nuestra propuesta al amplio espacio de oposición".

En estos días, la propia gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, una figura de mucho peso dentro de la coalición Cambiemos viajó a Córdoba para apoyar la fórmula de Negri y Valdassi y, sobre los referentes, afirmó: “Siento que acá hay un equipo que se la está jugando por sus valores, por mostrarle a la provincia de Córdoba un cambio. Este equipo quiere pelear en serio contra el narcotráfico".

¿Qué hay en juego esta vez? Por supuesto, la permanencia Schiaretti y el peronismo en el poder y la posibilidad de una nueva victoria para un oficialismo provincial. Pero también, -y no menos relevante a nivel nacional- el caudal electoral de Cambiemos en una provincia que fue clave para la victoria en 2015.

AO

Te puede interesar