El consumo con tarjetas repuntó levemente pero no alcanza los niveles prepandemia

Economía 05 de octubre de 2020 Por AO
La recuperación del consumo que mostraron los rubros Moda, Deportes y juguetes, Construcción, Combustibles y -muy poco- Bares y restaurantes.
tarje

El consumo con tarjetas de crédito y débito creció levemente en septiembre en comparación con agosto, impulsado por un mayor dinamismo en la compra de bienes, aunque continúa cerca de un 15% por debajo de los niveles que exhibía previo a la pandemia, según un informe del sector financiero.

En ese sentido, la recuperación del consumo que mostraron los rubros Moda, Deportes y juguetes, Construcción, Combustibles y -muy levemente- Bares y restaurantes no alcanzó para que septiembre pudiera ubicarse en terreno positivo en comparación al mismo mes de 2019, pero sí para desacelerar la caída y remontar marginalmente contra agosto, menos de un 1%.

"Septiembre nos viene dando un poco mejor que agosto, pero la recuperación viene mucho más lenta que el rebote observado en mayo y junio. Luego del shock de oferta que trajo la pandemia y cuarentena hay que lidiar con el de demanda (recesión, desempleo, e ingresos alicaídos) para levantar", señaló Federico Forte, Economista principal del Banco BBVA, que publica semanalmente un informe sobre la dinámica de consumo con tarjetas en Argentina y otros países.

Después de un repunte en las primeras semanas del mes, septiembre cerró con caída en los indicadores de consumo en bienes y servicios, que mantuvo el promedio de descenso interanual del 15% que muestra desde julio.

La dinámica también se refleja en el consumo de combustibles que, después de un rebote inicial en abril, exhibe una cierta ralentización en su recuperación que no le permite volver aún al nivel prepandemia.

"Los datos observados de actividad confirman el estancamiento que nuestro indicador de consumo de combustible había captado durante julio y agosto. La tendencia en septiembre indicaría que la economía no logra despertar por completo, manteniendo variaciones interanuales en terreno negativo", apuntó el informe del BBVA publicado este fin de semana.

En comparación con otros países como Estados Unidos, España, Colombia, Perú y México, la Argentina exhibe una recuperación del consumo con tarjeas desde el inicio de la pandemia más lenta, tanto en bienes como en servicios, pero sobre todo en este segundo rubro.

Sin embargo, el informe mostró que, tras una mayor flexibilización de la cuarentena en la Ciudad de Buenos Aires y en los principales centros urbanos del interior del país, hubo un incremento de consumos de Bares y restaurantes y de gastos relacionados a actividades deportivas.

Para el director de la consultora Focus Market, Damián Di Pace, el comportamiento del consumo en los últimos meses refleja un "efecto cruzado" producto de la pandemia, con la desaceleración de la caída de ventas minoristas en rubros como Indumentaria, Calzado y Juguetería, que aún siguen en terreno negativo, que se combina con un fuerte crecimiento desde hace al menos tres meses en Artículos para el hogar, Construcción y Ferretería.

"Son artículos que tienen que ver con consumo hogareño, que la gente se está dedicando mucho al hogar, a pesar de que hay mayor circulación. Evidentemente hay más tiempo disponible, además de que el Gobierno lanzó los créditos Procrear para comprar muchos de estos materiales", afirmó Di Pace a Télam.

"El dato es cruzado porque, si bien se está reabriendo la economía y hay mayor actividad industrial y de otros rubros, se empieza a sentir el efecto de la cuarentena estricta en el bolsillo, con una caída del ingreso, pérdida de empleo y muchas actividades que aún no pudieron retornar a la actividad", aseguró.

Este domingo, la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informó que las ventas minoristas cayeron un 10,1% anual en septiembre, un descenso amortiguado por la normalización de buena parte de la actividad comercial en la zona del Área Metropolitana de Buenos Aires, aunque todavía con niveles de ventas bajos.

Las expectativas de cara a octubre están puestas en lo que suceda el tercer domingo del mes con las compras para el Día de la Madre, que en la Argentina representa la segunda fecha comercial de mayor volumen de ventas del año.

AO

Te puede interesar