La Ciudad fue la más beneficiada por Alberto Fernández en la distribución de inversión pública

Política 12 de septiembre de 2020 Por AO
En el primer semestre, a cada porteño se le asignaron $8.335, cuatro veces más que el promedio nacional y 19 veces más que a un puntano
sss

La distribución de los recursos del Estado nacional para inversión pública favoreció a la Ciudad de Buenos Aires en el primer semestre, con una asignación de $8.335 por habitante, más que el cuádruple de $2.130 del promedio nacional y 19 veces más que los fondos per capita destinados en el mismo período a San Luis, el otro extremo de los 24 distritos.
La información forma parte del último análisis de la Inversión Pública realizado por la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) y cobra una trascendencia especial en el actual contexto de disputa entre CABA, el Gobierno nacional y el de la provincia de Buenos Aires, luego de la decisión del presidente Alberto Fernández de recortarle 1,18 punto porcentual a los recursos girados a los porteños en concepto de Coparticipación Federal en favor de los bonaerenses.

 Asimismo, pone en evidencia la dificultad de determinar con certeza cuáles son las jurisdicciones más o menos favorecidas en el reparto de recursos del Estado nacional, en los que coexisten transferencias automáticas por Coparticipación con giros discrecionales, subsidios, regímenes promocionales y, en este caso, inversión pública.

 De acuerdo con la ejecución del Presupuesto en el primer semestre, la inversión pública ascendió a $96.657 millones, lo cual representa una caída en términos reales de 19,5% en términos reales con relación al mismo período de 2019.

ciu

Según la OPC esa caída interanual “se explica por la retracción de 37% en Inversión Real Directa (IRD) y de 3,9% en las transferencias de Capital (TC), con lo que la inversión pública medida en proporción al gasto total (3%) y al PIB (0,34%) cayó en el primer semestre de 2020 con respecto a igual período del año anterior”.

 En ese sentido, indicó que “la caída en la IRD se debe a los atrasos y suspensiones en la ejecución de las obras, que fue compensada parcialmente por las compras del Ministerio de Salud en el marco de la pandemia”.

 Precisamente, la irrupción del coronavirus modificó la composición de las inversiones, si se toma en consideración estos dos extremos: la inversión en Transporte tuvo una caída real interanual del 46,9% pero la destinada a la Salud creció en el mismo período 2.872,8%

 En cuanto a la baja en las transferencias de capital, la OPC puntualizó que “fue impulsada por la disminución de las transferencias a provincias y municipios y a universidades nacionales”.

 Al respecto, la entidad dirigida por Marcos Makón precisó que “el 50,4% de las transferencias de capital efectuadas en el primer semestre se concentró en la función Agua Potable y Alcantarillado, fundamentalmente por las transferencias a AYSA S.A”, una empresa que, si bien es del Estado nacional, tiene como área de cobertura a la Ciudad de Buenos Aires y la mayor parte de los partidos del conurbano.

s

La OPC advirtió que “la dimensión geográfica de la ejecución presupuestaria de la IP en el primer semestre de 2020 mantuvo una alta concentración en las regiones Pampeana (46,5% del total) y del NOA (10% del total)”, al punto que a pesar de que hubo una caída interanual en el nivel general (36,1% en 2020, 42,9% en 2019), “las regiones mencionadas mostraron mayor ejecución (38,8% y 37,8%, respectivamente)”.

 La entidad elaboró un indicador de inversión pública per cápita, como forma de “asociar a la población de las provincias en que se registra el gasto como aproximación de los potenciales beneficarios”.

 “El indicador construido para el primer semestre de 2020 presenta heteorgeneidades marcadas como es habitual, con un mínimo de $435 por habitante en el caso de San Luis y un máximo de $8.335 por habitante en el caso de CABA, con un promedio a nivel nacional de $2.130 por habitante, lo cual implica una caída de 20,3% respecto de igual período de 2019 en términos reales”, remarcó.

 Por lo general, los indicadores por habitantes tienden a sobrerrepresentar a provincias con baja cantidad de habitantes y densidaD de población, como es el caso de Santa Cruz, tercera en el reparto con $7.750.

 Pero el caso de CABA es totalmente diferente, ya que es por lejos el distrito con mayor densidad población (casi mil veces más que el promedio nacional) y el cuarto en cantidad de habitantes.

 No obstante, y a pesar de los cruces de los últimos días entre el presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, la Ciudad lideró el listado de jurisdicciones en el reparto de la inversión pública por habitante.

AO

Te puede interesar