Una cervecería artesanal y el vínculo que la suma al lanzamiento del satélite Saocom

Interes General 06 de septiembre de 2020 Por AO
La pyme se asoció simbólicamente al complejo mundo espacial para ofrecerles a científicos, investigadores y técnicos que desarrollaron el Saocom B1 una bebida para poder brindar en el momento en que el Cohete Falcon 9 despegara desde Cabo Cañaveral.
one

Una cervecería artesanal de Neuquén se asoció simbólicamente al complejo mundo espacial para ofrecerles a científicos, investigadores y técnicos que desarrollaron el Saocom B1 una bebida para poder brindar en el momento en que el Cohete Falcon 9 despegara desde Cabo Cañaveral, en Florida, Estados Unidos transportando al espacio al satélite argentino.

Los festejos de ese momento, el 28 de agosto, fueron con aplausos y brindis con una cerveza artesanal neuquina llamada "Alto en el Cielo", que dejó atrás cualquier otra bebida espirituosa de origen extranjero por una buena razón.

Pablo Owe, junto a Marcelo Neme, fueron los autores de esta "hazaña" cervecera para rendirle homenaje a quienes trabajaron en el proyecto, a muchos de los cuales los conocen porque son de la región.

Ambos fundaron Cervecería Owe en la capital neuquina hace 16 años, la primera del tipo en la provincia y también de las pocas que en aquel entonces comenzaron a producir y a competir, en pequeña escala, con las marcas industriales en el país.

Pablo Owe contó a Télam: "Tenemos relaciones por todos lados y sabíamos que se venía lo del satélite; cuando vimos hace unos meses que estaba listo para ser lanzado, la prensa no lo difundió tanto como nos hubiese gustado a nosotros y también a toda la gente que construyó ese aparato súper tecnológico".

"Decidimos rendirle homenaje a ellos y darle un poco más de visualización desde nuestro lugar y entonces armamos la cerveza, le dimos el formato, el diseño a la lata y nos fuimos comunicando con algunos conocidos que estaban trabajando en el proyecto que son de la región", recordó Pablo.

cer

Además, contó que "de a poco" fueron descubriendo "a estos monstruos que uno ve siempre lejos y resultó que no estaban tan lejos porque es gente de por acá nomás".

"Llegamos con la idea y les encantó. De manera que empezaron a distribuir la información dentro de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) y de la empresa Invap y lo sintieron tan interesante con gente como nosotros que no era del palo", agregó.

El lanzamiento de la cerveza también atravesó varias postergaciones acorde a lo que sucedió con el satélite, que finalmente pudo llegar al espacio el domingo 28 de agosto.

El artesano de la cerveza contó que "debido a las postergaciones del lanzamiento, decidimos mandarle un twist al dueño de Space X, Elon Musk, diciéndole que no arrugue esta vez que la cerveza la teníamos lista".

Tras algunas carcajadas por el mensaje enviado en inglés y en español, que no tuvo respuesta, Pablo contó: "Lo que sí hicimos toda la semana anterior fue distribuir la cerveza para que, cuando el satélite estuviera en posición para ser lanzado, ellos pudieran abrirlas y brindar. Y eso fue lo que pasó".

"Llegamos con la cerveza al centro de control en Bariloche de Invap, a la antena que tiene la Conae en Córdoba y a sus oficinas en Buenos Aires y, para los que trabajaron en los Estados Unidos, se la guardamos y la tienen reservada para cuando regresen", dijo

La cerveza "Alto en el Cielo" homenajea el acontecimiento científico y tecnológico argentino no solo con su nombre: además, fue envasada en lata para "imitar de alguna forma al satélite; tiene una etiqueta transparente y algunas inscripciones en negro", explicó.

"Es una cerveza como la que nos gusta a todos, es una versión de sipa que no es tan amarga, está muy aromatizada con lúpulos de origen americano y tiene como todo un perfil de aromas tropicales y en verdad quedó buenísima", agregó.

La producción de la primera partida y única hasta el momento fue de 450 latas que está agotada y están pensando ahora en rehacerla para el local histórico que tienen en Neuquén y otro en la ciudad rionegrina de Cipolletti.

Owe destacó que "este año, la cervecería cumple 16 desde su creación y fue la primera de Neuquén y una de las primeras del país".

AO

Te puede interesar