¿Se va Amazon de Argentina?: la inversión de U$S800 millones que no hizo y sus países favoritos para hacerlo

Ciencia y Tecnologia 01 de septiembre de 2020 Por AO
Los planes iniciales de Amazon se han modificado radicalmente a pesar de que el intendente de Bahía Blanca había confirmado su llegada. ¿Cuáles son los países que elegiría la firma para invertir?
ama

Pese a los fuertes rumores que sostenían que el gigante de los servicios en la nube se instalaría en la Argentina, Amazon Web Services (AWS) presentó sus planes para el año 2020 sin descuidar sus operaciones en América latina pero sin poner el foco en el territorio argentino con infraestructura. “Tenemos un compromiso muy fuerte con la Argentina pero constantemente hacemos evaluaciones de dónde podemos estar y dónde conviene”, dijo el brasileño Marcos Grilanda, responsable de la compañía en la región. 

La llegada de Amazon había sido confirmada por el intendente de Bahía Blanca, Héctor Gay, y la inversión se calculaba en US$ 800 millones. Para conseguirlo, la provincia de Buenos Aires le adjudicó a la firma fundada por Jeff Bezos espacios en la mencionada zona franca, de acuerdo a lo que se publicó en el Boletín Oficial bonaerense el pasado 24 de octubre de 2019. Desde el 31 de octubre pasado corrían 360 días para comenzar a construir, ahora el tiempo corre y quedan pocos días. Cabe recordar además que en junio de 2019, AWS anunció que instalará en el país un CloudFront Edge, un centro para dar una mejor y más segura prestación a sus clientes de la región. 

La situación local, desde ese momento, se hizo cada día más complicada. Las varias crisis cambiarias, el cambio de Gobierno y la inestabilidad derivada de las modificaciones en las reglas de juego dejaron la iniciativa en stand by, como publicó Infotechnology en febrero. Y, como era de prever, ahora comenzaron a sonar otros países con mejor clima de negocios como destinos posibles para el ambicioso proyecto.

El antecedente más reciente de este nuevo mal clima de negocios es el DNU sobre los servicios de telecomunicaciones: en el caso de que Amazon ya se encontrara operando en Argentina, con su división de web services, se vería afectado por esta normativa en el sentido de que sus costos dependen -en parte- de cuánto puedan operar y facturar las empresas de telecomunicaciones (en particular, internet). Pero no es la única razón: la crisis de la pospandemia y las trabas cambiarias ponen en jaque su modelo de negocios. 

Actualmente existen dos países que podrían ser alternativas viables a la Argentina: Chile y Uruguay. La Banda Oriental cuenta con un régimen de importación especial, incentivos tributarios y un sistema legal estable. Además, no cuenta con los problemas de Argentina en relación al giro de divisas y el movimiento cambiario. El otro gran candidato es Chile, que compitió con Argentina durante las primeras conversaciones con la empresa del hombre más rico del mundo. 

Chile tiene las condiciones económicas y tributarias más fluidas, apertura comercial y la existencia de convenios de colaboración para la inversión en proyectos a largo plazo. El país ya fue elegido por Google para convertirse en una "región cloud", la segunda en América Latina después de la inaugurada en San Pablo en 2017, y una de las 23 que la compañía tiene en todo el mundo. El vecino país ya cuenta con otros players importantes que pusieron sus centros de datos en ese país, como Movistar, Claro, IMB, Intersystem, Sonda, Adexus y GTD. 

De todos modos, no todo estaría perdido para Argentina. En un escenario muy complejo como el latinoamericano, siempre hay dudas de qué pasos van a dar las grandes compañías extranjeras y si decidirán seguir acompañando a la región en medio de una crisis. Para Peter DeSantis, vicepresidente de Infraestructura Global y Asistencia a clientes de Amazon Web Services, “estamos entusiasmados con las posibilidades que brinda América latina y por eso debutamos con la región brasileña, que fue una de las primeras que se crearon fuera de los Estados Unidos, ya hace varios años. Nuestra sospecha era que tendríamos mucho crecimiento en esa zona del mundo y no nos equivocamos, por lo que anticipo que pronto tendremos anuncios muy interesantes”. 

Amazon comunicó el año pasado que el pronóstico negativo de nuestra economía no es por ahora preocupante: “¡Hoy todo el mundo está en recesión! No nos parece una excusa suficiente como para dejar de apostar en aquellas cosas en las que creemos. Es una de las características de Amazon: somos muy pacientes, no nos inquietamos si algo anda mal por un tiempo, sabemos esperar. Entendemos que todos los países pasan por buenas y malas rachas. Sucede en los Estados Unidos pero también en América Latina, así que vamos a seguir apostando fuerte”. Lo cierto es que, con poco tiempo en el reloj, la inversión está más lejos de concretarse.

 

AO

Te puede interesar