Con caída de 10,7% en junio, la UIA reclamó equiparar la recuperación industrial

Industria 22 de agosto de 2020 Por AO
Sostuvo que "es central" poner a todos los sectores y territorios en igualdad ante el acceso al crédito y las capacidades para costear los protocolos sanitarios. Luego del levantamiento de las restricciones más fuertes, rebotó 17,7% frente a mayo.
indus

La actividad industrial se desplomó 10,7% en junio y funcionó a un promedio de 11,5% por debajo de la prepandemia. La buena noticia es que en el sexto mes del año la producción fabril rebotó 17,7% frente a mayo, gracias al relajamiento de la cuarentena. Ante este escenario, el informe elaborado por el Centro de Estudios de la UIA afirmó que de cara al futuro "se vuelve central atender aspectos que afectan a la actividad industrial".

"La dispar recuperación sectorial y regional, el desigual acceso al crédito entre las empresas y las distintas capacidades para enfrentar las nuevas exigencias operativas y adecuación a los protocolos, son algunos de ellos", enfatizó la central fabril. Sucede que la recuperación llegó de la mano de la progresiva habilitación de actividades en distintas jurisdicciones del país gracias al "estricto cumplimiento de protocolos sanitarios en los establecimientos industriales".

Aún con todo, los industriales alertaron que en junio "la producción de un núcleo importante de empresas aún permanece 11,5% debajo del nivel previo a la pandemia". Con estos datos, en el primer semestre de 2020 se acumuló una baja de 13,8% respecto a igual período del año anterior.

Según el análisis del CEU, la mejora desestacionalizada se encuentra vinculada a una recomposición de stocks luego del freno en la actividad y a una recuperación parcial de la demanda en segmentos puntuales. Esto se debió a "los cambios en patrones de demanda transitorios y a las oportunidades para la compra de algunos bienes durables derivadas de la brecha cambiaria".

Casi tres meses de iniciada la pandemia, un 32% de las empresas industriales produjo al mismo nivel o con incrementos respecto a la situación previa; mientras que la apertura gradual de la cuarentena más estricta permitió que las caídas interanuales de algunos sectores se vieran "suavizadas", como es el caso de los bienes vinculados a la construcción, aunque la utilización de la capacidad instalada de la industria permanece en valores bajos.

Los rubros que registraron las mayores caídas fueron las industrias metálicas básicas (42,3%), el sector automotriz (34,5%), refinación de petróleo (42,3%), metalmecánica (17,4%) y productos textiles (11,7%).

El resto de los sectores se contrajo de manera más moderada, como edición e impresión (6,8%), la industria electrónica de consumo (6,7%), papel y cartón (3,3%) y minerales no metálicos (1,5%).

Mientras que los rubros considerados esenciales durante el ASPO registraron subas interanuales en junio: alimentos y bebidas (4,8%) y sustancias y productos químicos (0,2%, aunque las ventas de medicamentos se contrajeron 2,7% interanual).

"La débil demanda externa, junto con los nuevos desafíos en materia de competitividad abiertos por la pandemia (por la devaluación en socios comerciales, restricciones financieras, dificultades en materia de transporte, entre otros), son factores que limitan. Las exportaciones industriales (MOI) volvieron a caer en junio (45,9% interanual) principalmente por la menor demanda de Brasil (60,2%)", destacó el informe.

AO

Te puede interesar