Tensión en el oficialismo porque Lavagna se opone a las leyes de Alberto

Política 30 de julio de 2020 Por AO
El economista complicó la baja de las jubilaciones a jueces, se opuso a Vicentin y ahora salió al cruce de un canje de deudas de pesos a dólares.
eco

Roberto Lavagna lo hizo una vez más: como cuando Alberto Fernández anunció la expropiación de Vicentin, este miércoles abrió su cuenta de Twitter y posteó en contra de un proyecto presidencial y complicó de ese modo su aprobación en el Congreso.

Esta vez, se opuso al canje de deuda en pesos por títulos en dólares a más largo plazo, escondido en un artículo del proyecto de ampliación presupuestaria que llegó el sábado a la Cámara de Diputados y el Frente de Todos quiere aprobar el viernes.

Podrá conseguirlo en general pero deberá puntear fino cuando haya que votar cada artículo, porque los diputados identificados con el ex candidato presidencial no aportan garantías. Ocurrió en febrero, cuando no fueron a la sesión que aprobó la baja de jubilaciones a jueces y diplomáticos y casi impiden el quórum.

El bloque consenso federal, la marca de Lavagna, tiene tres miembros: Alejandro Rodríguez, Graciela Camaño y Jorge Sarghini, quien asumió en febrero por la renuncia de Daniel Arroyo para asumir como ministro de Desarrollo Social. Habían compartido la lista de Massa en 2017 pero el economista no quiso mezclarse con el oficialismo.

El trío integra el interbloque federal, junto a los 4 diputados de Córdoba Federal, los 2 socialistas de Santa Fe y una dupla que se define como "Justicialista", integrada por el salteño Andrés Zottos y Eduardo "Bali" Bucca, candidato a gobernador en la boleta de Lavagna en octubre.

Bucca oficia de jefe de estos 11 diputados, aunque en cada consulta de sus colegas que conducen otras bancadas aclara que no están obligados a tomar una postura uniforme. Y así fue como Sergio Massa y Máximo Kirchner se acostumbraron a no contarlos, aunque eso signifique llegar justo a cada votación.

Ocurrirá el viernes, cuando se trate la moratoria y, en el poroteo del Frente de Todos, que necesita al menos 11 aliados para tener una mayoría, no figuran los lavagnistas. Dejaron de llamarlos cuando Sarghini confirmó a LPO que presentaría con Camaño un proyecto propio que excluía a las empresas en quiebra.

Si bien evitó decir que se trataba de un "traje a medida" para Cristóbal López, como repite Cambiemos, coincide en que es una injusticia para los nunca estafaron al Estado como el empresario de combustibles, que prefiere no mencionar.

Máximo y Massa tuvieron que negociar cada artículo con los 8 de Unidad para el Desarrollo, el bloque liderado por José Luis Ramón; y los 4 cordobeses, a quienes Alberto apostó todo para tenerlos: le giró a Aportes del Tesoro Nacional a la provincia y armó un plan para paliar el déficit previsonal.

Hacía dentro del Frente de Todos no entienden porqué el presidente no ajustó las tuercas con Lavanga, a quien en noviembre premió con la designación en el Indec de su hijo Marco y de otros cargos sueltos pero no menos relevantes como Zenón Biagosch y Carlos Hourbeigt en el directorio del Banco Central; y Rodolfo Gil como embajador en Portugal.

El combo se completaba con el propio ex candidato presidencial como presidente del Consejo Económico y Social que nunca se creó, pero para el que el presidente lo tenía en cuenta. No le será fácil justificarlo con los propios.

"No puede ser que cuestionen la economía o la política monetaria y mantengan sus cargos. Además, Bucca es de Bolívar, donde hay un intendente del frente de Todos y en el bloque muchos son opositores en sus distritos y no cuestionan al gobierno", explicó a LPO uno de los dirigidos por Máximo.

Tampoco tienen claro con quién habla Lavagna. Su mano derecha en la campaña fue Alejandro Rodríguez, pero no participa de las negociaciones por leyes claves. Bucca reúne al interbloque, pero Sarghini, desde que asumió en febrero, conversa con el economista cada tanto y suelen unificar posturas en tiempo real.

Este miércoles, en la Comisión de Presupuesto, el ex presidente del Banco Provincia se opuso al canje de deuda en pesos por bonos a largo plazo en dólares y a los pocos minutos Lavagna en Twitter con un mensaje contundente: "Transformar deuda en pesos en DEUDA EN DÓLARES, como se anunció, es un error grave y una anormalidad. Las monedas duras, de reserva, van a ser uno de los bienes más escasos de la economía argentina muchos años".

"Por eso hay y habrá restricciones para acceder a ellas. En ese marco, favorecer a unos pocos que participaron de la especulación financiera dándoles la oportunidad de cambiar pesos por dólares, será una fuente de inequidad", escribió.

Como en la moratoria, como en el fallido proyecto para expropiar Vicentin, y como en aquella baja de jubilaciones a jueces y diplomáticos, los lavagnistas quedaron junto a Cambiemos, complicándole la hoja de ruta a Alberto en el Congreso.

El único gesto del año, tal vez, haya sido que sólo algunos de ellos (Bucca, Rodríguez y Zottos) no se prestaran a la sesión convocada por radicales y macristas para derogar los superpoderes de Santiago Cafiero para reasignar partidas.

Antes de los tuit de Lavagna había publicado el suyo Camaño, que arrobó a Bucca y Rodríguez. "Dolarizar la deuda de 2 fondos, es discrecional, negativo, atenta contra la negociación de la deuda, debilita el mercado interno. Votaremos negativamente si el oficialismo insiste incorporarlo", le escribió a al cuenta del presidente.

Camaño, además, tiene el voto decisivo en el Consejo de la Magistratura, donde si bien nadie la cuenta como oficialista, supo tener gestos con el Gobierno. No se sumó a la embestida de Cambiemos para destituir a Rodolfo Canicoba Corral y habilitaría en la Comisión de Selección el debate sobre el traslado de jueces dispuesto por Macri.

Su peso en ese organismo, donde tiene mandato hasta 2022, le complicará a Alberto chocar con su ex rival en la contienda presidencial. Pero no es el único motivo. "Lavagna no tiene votos, pero tiene prestigio. Y pelearse con él por artículos de leyes que no son fáciles de justificar no tiene mucho sentido", explicaron a LPO voceros de los federales. El interbloque que no siempre está cuando llaman.

AO

Te puede interesar