Deuda: el Gobierno ratificó que la última oferta a acreedores es "definitiva" y llamó a aceptarla

Economía 25 de julio de 2020 Por AO
Con los plazos técnicos al límite para cerrar la operación el 4 de agosto, el Ejecutivo reforzó la idea de que la propuesta enviada a la Comisión de Valores de EEUU es la última oferta, pero dejó una ventana abierta en el terreno legal como último recurso de negociación.
deuda

El Gobierno Argentino ratificó este sábado que la última propuesta presentada a los acreedores para reestructurar la deuda es la "definitiva" y llamó a aceptarla, aunque aclaró que va a contribuir "a la elaboración de instrumentos contractuales que mejoren el éxito de las iniciativas". 

"La Argentina tiene la plena intención de llegar a un acuerdo sostenible que no someta a su pueblo a más sufrimientos y angustias", indicó un comunicado oficial. 

En ese sentido, subrayó que "sobre la base de esas premisas, el Gobierno argentino manifestó que la propuesta del 6 de julio es la oferta definitiva de la República a sus acreedores y representa el máximo y último esfuerzo que el país puede sostener".

"Con esa convicción, nuestro país alienta a la comunidad de acreedores a aceptarla, sabiendo que de no ser así toda negociación futura será más compleja porque más difícil será la situación que enfrente Argentina", apuntó. 

Además, destacó: "La Argentina desea contribuir y contribuirá a la elaboración de instrumentos contractuales que mejoren el éxito de las iniciativas de reestructuración de deuda soberana cuando los deudores tengan apoyo significativo de los acreedores". 

"Los ajustes a los modelos de contrato elaborados por el International Capital Markets Association (ICMA), que fueron adoptados por Argentina en 2016, en la medida en que gocen de un apoyo generalizado, también serán apoyados por Argentina", resaltó y consideró que el último rechazo de los acreedores fue un "lamentable paso hacia atrás". 

El Gobierno puntualizó: "Aquellos aspectos de la contrapropuesta que buscan imponer cargas adicionales a una economía que se está ahogando en plena crisis del COVID-19, en donde se ha hecho un esfuerzo enorme por preservar la vida humana a costa del bienestar inmediato de la población, deben saber que sus reclamos no pueden ser acomodados". 

"No sólo sería irresponsable, sino que también sería injusto", apuntó y argumentó: "Con más del 50 por ciento de las niñas y los niños argentinos viviendo en la pobreza, no podemos mejorar las ganancias de corto plazo de nuestros acreedores". 

El apoyo a la propuesta Argentina:
En los últimas semanas la Argentina logró el apoyo de diversos sectores para la negociación de la deuda y el viernes James Dimon, el CEO del JP Morgan, uno de los bancos norteamericanos más grandes del mundo, elogió al Gobierno por la negociación de la deuda y consideró que el país tiene "un gran Presidente, que sabe lo que hace". 

A su vez, empresarios de la industria, el comercio, la banca y el campo enrolados en el Grupo de los 6 salieron a pedir a los acreedores un "esfuerzo final", en un contexto en el que la CGT también solicitó que los bonistas "comprendan" que la propuesta contempla el "máximo esfuerzo" posible. 

El jueves, Hans Humes, CEO de uno de los fondos de inversión que negocia una reestructuración de deuda con la Argentina, evaluó en declaraciones a Radio Rivadavia que la oferta "es razonable". 

Por su parte, la presidenta del Consejo de las Américas, Susan Segal, recomendó a los acreedores de la Argentina que "tomen en serio" la última oferta de canje de deuda a la que calificó de "balanceada y justa". 

En ese escenario y tras aceptar la oferta argentina, el fondo Greylock Capital alertó que algunos inversores "no están negociando de buena fe" con el país.

AO

Te puede interesar