Cazadores detenidos en Don Carmelo fueron juzgados por Flagrancia

Locales 23 de mayo de 2020 Por AO
El agente público de la Secretaría de Ambiente fue condenado tres años de prisión en cumplimiento condicional. Además, el agente de conservación fue inhabilitado en su función por seis años.
carmelo

Se desarrolló en el fuero de Flagrancia la audiencia en la que fueron juzgados Cristian Javier Riveros, agente público provincial de la Secretaría de Estado de Ambiente y Desarrollo Sustentable, y Gustavo Albarracín.

En la audiencia, Riveros fue imputado por los delitos de violación de los deberes de funcionario público, tenencia de arma de uso civil en concurso con la figura de caza furtiva, según artículo 25 de la Ley N° 22.421. En el juicio abreviado por los hechos de público conocimiento, Riveros recibió la pena de tres años de prisión de cumplimiento condicional, multa de cinco mil pesos e inhabilitación especial por el doble del tiempo de la condena (es decir, seis años).

Además, el imputado Gustavo Albarracín recibió una condena de un año de prisión de cumplimiento condicional y multa de cinco mil pesos.

La Secretaría de Estado de Ambiente y Desarrollo Sustentable, también inició el correspondiente sumario administrativo al agente público, que actualmente se encuentra en curso.

Cronología del delito
El procedimiento de detención se inició el día 19 de mayo, alrededor del mediodía y se extendió hasta altas horas de la noche. Esta tarea comenzó con un seguimiento a un empleado de la secretaría, de quien ya había sospechas acerca de un posible incumplimiento de su labor de agente provincial de Conservación, y en consecuencia con la legislación ambiental, que prohíbe la caza y la califica como delito (Ley 606-L).

Para ello se dio intervención a personal de la Policía Ecológica y de la Comisaría N° 15 del departamento Ullum. Al llegar al lugar, los equipos de la Secretaría de Ambiente y de la Policía encontraron a ocho personas cazando, entre ellas dos mujeres, el empleado encargado del cuidado de la reserva y el agente público de la Secretaría de Ambiente.

Inmediatamente se procedió a la detención de los cazadores, traslado hasta la Comisaría de Ullum, e inicio de las causas correspondientes, tanto en el fuero de Flagrancia, como así también en el ámbito administrativo en la repartición.

AO

Te puede interesar