Súper sin bonificaciones y con más restricciones en primer fin de semana de cuarentena total

Economía 23 de marzo de 2020 Por AO
En la mayoría de los comercios solo dejan a entrar a un miembro de la familia. Piden que no vayan con niños. Garantizan abastecimiento aunque desde el sector preocupa la duración de la medida
super

Sin promociones, poca gente, mucho alcohol en gel y medidas restrictivas. Así fue el primer fin de semana en cuarentena total para los supermercados, que siguieron funcionando pero con más controles y con el miedo de no saber qué va a pasar en los próximos días.
 
“Hoy no hay desabastecimiento, tenemos stock, pero no sabemos qué pasará en el futuro. Mientras los camiones puedan llegar y la cadena de distribución funcione no tendremos problema”, explicó a este diario un vocero del supermercado Coto.

Lo cierto es que la caída de las ventas se sintió de lleno el fin de semana, después que el presidente Alberto Fernández decretara la cuarentena total para intentar desacelerar la expansión del coronavirus en el país que hasta ayer ya se había cobrado cuatro muertos. “La mayoría de los clientes vinieron antes de la medida implementada por el gobierno y se stockearon. Vimos que muchos compraron con tarjeta de crédito y en cuotas porque no disponían del dinero”, agregó la fuente de Coto.

“Sabíamos que esto iba a pasar, la gente trata de no salir de la casa, se abastecen de los negocios de cercanía. Aquellos que vienen hoy son los que no viven a más de cinco cuadras de distancia”, explicó la fuente. Pero como era de esperarse se disparó el comercio online. “Hoy tenemos tres veces más de demanda que en los picos habituales en nuestro sitio digital. Reforzamos la página para que funcione acorde a la necesidad de nuestros clientes y destinamos más camionetas y empleados para esta tarea para que las entregas se hagan lo antes posible”, ejemplificó.

Desde ayer los supermercados, hipermercados y almacenes de todo el país atienden en el horario de 7 a 20, tras una decisión de la Federación de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys) y la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) con el fin de “liberar” a sus empleados a un horario donde puedan “regresar a sus hogares en transporte público”.

Las clásicas promociones: “el segundo producto al 80%” o “llevas tres pagas dos”, estuvieron ausentes el fin de semana. “Buscamos que los clientes no compren demás, limitamos el volumen de productos para que no haya desabastecimiento” a futuro, agregaron desde la entidad. Además en la mayoría de los supermercados se les pide a los clientes que ingrese sólo un miembro de la familia y que no vayan con chicos. “Les ponemos alcohol en gel al ingresar y estamos limpiando constantemente los changos. Tratamos que no haya mucha gente dentro del local circulando, hacemos que los clientes esperen afuera”, ejemplificaron de Coto.

“Buscamos cuidar a nuestro personal y a los clientes. Todo aquel que es de riesgo está en su casa. Hay un esfuerzo muy grande por parte de los empleados para responder a la necesidad actual”, agregaron. “Hay alcohol en gel para todo aquel que ingrese al local”, agregaron desde otra cadena supermercadista que decidieron no ser mencionados.

El escenario es complejo y por ahora es incierto, pero ya despertó ciertos altercados entre los comerciantes. Desde los locales de electrónica están preocupado por el futuro ya que al no poder abrir sus puertas al público los sueldos no están garantizados en el mes de abril. Además aparece un nuevo competidor: los hipermercados, que están habilitados a vender electro y hoy son el único canal disponible para eso. Un tema que tendrá tela para cortar en los próximos días.

AO

Te puede interesar