Médicos chinos, atónitos por el descontrol en Italia: "¿En qué están pensando?"

Internacionales 22 de marzo de 2020 Por AO
Los médicos critican que el transporte público aún funcione, que la gente circule y que se sigan haciendo fiestas y cenas en hoteles
medicos

La delegación de nueve expertos chinos que ayuda en Italia a las autoridades a controlar la expansión del coronavirus considera que el país debe imponer más medidas restrictivas para lograr que toda la gente se quede en sus casas y se frene la propagación.

Este equipo de investigadores y médicos ha combatido la propagación del coronavirus en la ciudad de Wuhan, foco del brote, y se encuentran en Italia desde el pasado 13 de marzo para asesorar a las autoridades del país en la lucha contra esta pandemia.

El vicepresidente de la Cruz Roja de China y responsable de este equipo, Yang Huichuan, participó en una rueda de prensa en Milán (norte), capital de Lombardía, la región más afectada, y dijo que todavía hay demasiada gente en las calles.

"No están llevando a cabo políticas de cierre de las calles, porque el transporte público todavía funciona, la gente todavía circula y están haciendo cenas y fiestas en los hoteles y no están llevando máscaras", señaló, el día en el que China ha alcanzado por primera vez desde el comienzo de la pandemia el crecimiento cero de los nuevos contagios locales.

Subrayó que "lo que está experimentando ahora mismo" Italia "es similar" a lo ocurrido "en la ciudad de Wuhan" y opinó que para acabar con los contagios hay que parar "toda actividad económica y cortar la movilidad de la gente".

"Todo el mundo debería quedarse en casa en cuarentena", argumentó, al tiempo que indicó que todos los ciudadanos, no sólo el Gobierno y el personal sanitario, tienen que seguir "de forma estricta estas políticas de cierre".

Huichuan también reconoció que el mundo está avanzando "hacia una práctica internacional de control de enfermedades infecciosas" que es muy positiva.

Junto a él también compareció ante los medios el presidente de Lombardía, Attilio Fontana, quien avanzó que pedirá al Ejecutivo italiano "que pongan en marcha procedimientos aún más rigurosos de lo que se ha aplicado hasta hoy".

"Los que han gestionado de forma directa la crisis de Wuhan" están "sorprendidos de que haya demasiada gente por las calles, de ver que demasiada gente utiliza el transporte público y del hecho de que tan poca gente lleve mascarillas", dijo.

"Si no cambiamos la forma de afrontar este problema, el virus continuará circulando", añadió.

AO

Te puede interesar