La Iglesia, en sintonía con Alberto: "Hay que pagar la deuda, pero no a costa del hambre del pueblo"

Nacionales 23 de febrero de 2020 Por AO
La Conferencia Episcopal Argentina continuó la línea de los pronunciamientos de Francisco en la materia, en especial durante el encuentro realizado a principios de febrero en el Vaticano
iglesia

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea, advirtió que, si bien "hay que honrar las deudas y cumplir los compromisos" asumidos por el país, el pago "no se puede llevar a cabo a costa del hambre del pueblo".
 
Las declaraciones del jefe de la Iglesia católica se conocen en medio del proceso de renegociación de la deuda pública que lleva adelante el gobierno de Alberto Fernández y al concluir esta semana una misión técnica del Fondo Monetario Internacional (FMI), que consideró que la deuda pública del país "no es sostenible" y avaló una quita a los acreedores privados. 

En una entrevista con la agencia Télam, Ojea continuó la línea de los pronunciamientos de Francisco en la materia; en especial durante el encuentro realizado a principios de febrero en el Vaticano, del que participó la titular del FMI, Kristalina Georgieva; y el ministro de Economía Martín Guzmán, ante quienes el Papa dijo que "las deudas no se pueden pagar con sacrificios insoportables". 

“Hemos sacado un documento a través de la Pastoral Social donde citamos la postura de san Juan Pablo II sobre la deuda externa, es el mismo texto que ha citado el papa Francisco en la intervención del encuentro en el Vaticano. Hay que honrar las deudas, hay que pagarlas y tenemos que cumplir los compromisos”, sostuvo en la entrevista. 

“Sin embargo, esto no se puede llevar a cabo a costa del hambre y de situaciones muy dolorosas para la mayoría de nuestro pueblo. Pensamos que tenemos que pagar hasta donde podamos, no condicionando cosas esenciales que tienen que ver con el equilibrio social del país”, agregó. 

El documento de la comisión de Pastoral Social había sido emitido en los primeros días del año, en el que se expresaba que "el servicio de la deuda no puede ser satisfecho al precio de una asfixia de la economía de un país". 

Ese pronunciamiento del organismo del Episcopado se conoció días después de que el presidente Alberto Fernández le pidiera a los empresarios, sindicalistas y movimientos sociales su apoyo para encarar las negociaciones con el FMI.

AO

Te puede interesar