Deportistas con discapacidad motriz cruzarán los Andes en handbike

Deportes 13 de febrero de 2020 Por
Mario Gutiérrez y Santiago Gutiérrez emprenderán el "Ascenso a la gloria" el próximo domingo, una travesía de 17 kilómetros entre la localidad mendocina de Las Cuevas y el lado chileno.
depor

Un reconocido atleta mendocino y un deportista cordobés, ambos con distintas discapacidades motrices, cruzarán por primera vez la cordillera de los Andes en handbike, la bicicleta de tres ruedas que se propulsa, se dirige y se frena con los brazos.

“Es la primera vez que se va a cruzar Los Andes en handbike”, aseguró hoy Mario Gutiérrez, el atleta de 57 años oriundo de la ciudad de Las Heras, quien tiene discapacidad motriz por la secuela de una poliomielitis.

Se trata del desafío denominado "Ascenso a la gloria", del que también participará el cordobés Santiago Gutiérrez, de 43 años, quien tiene una paraplejía (lesionado medular) traumática como consecuencia de un accidente de tránsito.

La travesía, que será el próximo domingo, comenzará en la localidad de Las Cuevas y ambos deportistas llegarán hasta el Cristo Redentor para luego bajar por el lado chileno, un total de 17 kilómetros.

Los organizadores informaron que los dos hombres irán acompañados por unas 13 personas entre asistentes, mecánicos y ayudantes.

‪Mañana y el sábado, ambos deportistas‬ realizarán una adaptación en la localidad de Las Cuevas y el domingo iniciarán la subida hasta unos 4.000 metros de altura sobre el nivel del mar.

“Es un desafío como todos los que he encarado. Está todo chequeado, con máquinas nuevas y cubiertas todo terreno”, dijo el maratonista mendocino, quien con esta hazaña deportiva busca promocionar el deporte para personas con discapacidad, ya que también trabaja en un proyecto de trekking adaptado.

“El cruce es un evento motivador para todos, y es lo que nos moviliza a realizar este tipo de aventuras”, señaló Mario, que comenzó a entrenar a finales de octubre del año pasado junto a Santiago, nadador en aguas abiertas.

Ambos calcularon que harán el cruce en unas cuatro horas, dedicándole más tiempo al ascenso “porque la meta es llegar arriba; y en la bajada tardaremos una hora, aproximadamente”.

Los organizadores del desafío deportivo destacaron que el objetivo es “llegar a cada hogar de la persona con discapacidad con nuestro ejemplo, sacrificio y perseverancia, para que se lleve a cabo la práctica del deporte adaptado en todas sus etapas”.

AO

Te puede interesar