Estados Unidos firma con China la “fase 1” del acuerdo comercial

Internacionales 16 de enero de 2020 Por CH
Trump firmó con el vicepresidente chino, un primer tramo del acuerdo que establece que el gigante de Oriente aumentará las compras estadounidenses

Pero los apremios políticos de Donald Trump parece que pudieron más, este mismo miércoles la Cámara de Representantes (Diputados) definió pasar al Senado el tratamiento por su juicio político. Además, en febrero comienza la ronda de las primarias. Por otro lado continúa sobre el tablero internacional la crisis que originó cuando decidió escalar ordenando el asesinato del segundo hombre más importante de Irán (Soleimani), en territorio iraquí.

Esta fase 2 lleva la firma de Trump y del vicepresidente de China Liu He. En rigor de verdad lo que se modifica es que el Gobierno chino aumentará las compras de productos estadounidenses agrícolas en U$S 40.000 a U$S 50.000 millones. Esto lleva las exportaciones en este rubro a niveles de principio del 2017, cuando Obama dejaba la presidencia.

Para los agricultores que exportaban soja a China y vieron caer sus ventas en estos dos años esto representa cierto alivio. Precisamente ellos son base votante de los republicanos.

Pero aquí surge la primera duda de los principales analistas y es si es conveniente para Estados Unidos depender tanto de las importaciones chinas.

Esto es definido como una tregua, dado que los aranceles que ambos países establecieron en su “guerra comercial”, seguirán vigentes hasta avanzar a la “fase 2”, cuestión que está por verse si sucederá.

La contrapartida de ese aumento en las importaciones chinas es la reducción a la mitad del 15% de impuestos a bienes de uso como prendas de vestir, que el gigante asiático le vende a Estados Unidos.

Steve Mnuchin, el secretario del Tesoro yanqui afirmó que de todas maneras los aranceles continuarán hasta arribar a mayores acuerdos, incluso dijo que “el presidente tiene la potestad de imponer tarifas adicionales”, si estos no se cumplen.

Por otra parte, Liu He declaró a la agencia nacional china Xinhua que las dos potencias podrán trabajar mas estrechamente para obtener resultados concretos.
De todos modos, el impacto de la guerra comercial continuará, al no caducar los aranceles.

En la firma del acuerdo también se establece que habrá reuniones dos veces por año. Un cambio luego de que Trump dispusiera eliminar esos encuentros.

CH

Te puede interesar