La Policía recuerda a las víctimas del Terremoto del 44

Locales 09 de enero de 2020 Por
A poco menos de un mes de su inauguración, el Museo Histórico Policial Subcomisario Gabriel Emeterio Guzzo, fue testigo de un emotivo acto en homenaje al Dr. Luis María Siburu.

El secretario de Seguridad, Carlos Munisaga, encabezó el reconocimiento, acompañado por el subsecretario de Seguridad, Abel Hernández, el Jefe de Policía, Crio. Gral. Luis Walter Martínez, integrantes de las fuerzas de seguridad e invitados especiales.

Las autoridades de la Secretaría de Estado de Seguridad y Orden Público y de la Policía de San Juan, destacaron la figura de quién fuera el médico de la Jefatura de Policía de San Juan durante el terremoto de 1944, y en él, a los efectivos que perdieron la vida en cumplimiento del deber ese día.

Tras la bendición del Capellán de la fuerza, Jorge Arica, el sociólogo sanjuanino, Juan José Arancibia, autor del libro “Víctimas del terremoto del 15 de enero de 1944”, obsequió un ejemplar para el Museo Histórico Policíal.

Muy emocionado, Luis Tulio Siburu, hijo del médico entrerriano, evocó la figura de su padre, recordando que junto a su madre y hermana no se encontraban en la provincia el día del terremoto y tras ese episodio, nunca más regresó a San Juan. Agradeció el empeño y la dedicación de todos los sanjuaninos y especialmente de los efectivos policiales que lo recibieron con tanto cariño “contándome cosas maravillosas de mi padre, al que no pude conocer porque yo tenía 17 meses cuando él falleció”. Con la voz entrecortada, continuó relatando que con el paso del tiempo y recopilando anécdotas “nos fuimos conociendo y hoy se cierra un hermoso círculo. Vengo, después de tantos años, al lugar de donde él se fue”.

Por su parte, el jefe de la policía resaltó el sentido de pertenencia y de compromiso que cada uno de los integrantes de la policía debe poseer para el buen y correcto ejercicio de la labor policial “que no es un trabajo, sino un estilo de vida”. Y especialmente dirigiéndose a Siburu, señaló “vamos a hacer nuestro su recuerdo de su padre, junto a los demás efectivos que perdieron la vida en el terremoto, para que sirvan de ejemplo para fortalecer nuestro sentido de pertenencia, nuestro compromiso y nuestra vocación”.

El Dr. Munisaga, indicó que desde la Secretaría de Estado se busca “reforzar y poner en valor la identidad policial. Dejar bien en claro que pertenecer a la Policía de San Juan significa vocación y servicio como lo dice en su lema. Vocación por el orden, por proteger a nuestra sociedad. Vocación por el servicio y tener siempre presente la necesidad del otro. Eso implica tener un estado policial y es lo que ha desarrollado la Policía de San Juan en sus 150 años”. Destacó la tarea que realizó la Policía para levantar a San Juan tras el terremoto ya que “son parte de la historia misma de la provincia y todo lo que implique poner en valor ello, lo vamos a apoyar y revalorizar porque necesitamos que nuestros agentes y los que vengan tengan presentes lo que implica ser un buen policía porque queremos que nuestra Policía siga siendo un pilar de nuestro desarrollo”.

Aquel trágico 15 de enero, el Dr. Siburu, se encontraba atendiendo en su consultorio a un detenido pese a que normalmente no trabajaba los días sábados.

Los restos del Dr. Siburu fueron rescatados entre los escombros de la Central de Policía de la Provincia de San Juan, ubicada en calle Santa Fe, casi intersección con Tucumán. Fueron cremados en el Cementerio de la Capital y sus cenizas están en una urna en la Iglesia Santo Domingo.

CH

Te puede interesar