Escenario de caos para el Papa con peleas internas y escándalos en el Vaticano

Internacionales 02 de diciembre de 2019 Por
La conspiración de los ultraconservadores se fortalece. Investigaciones por manejos financieros turbios y abusos sexuales empañan el pontificado.
papa

El Papa Francisco está cerca de cumplir su séptimo año de pontificado y varias novedades que son negativas para el argentino. Uno de los motivos que lo preocupan son los más conservadores del Vaticano que hablan de "herejías" que chocan con las tradiciones de la Iglesia.

Uno de los problemas que enfrenta Francisco es la cantidad de seguidores que apoyan al ultraderechista Matteo Salvini y quienes algunos acusan de ideas fascistas. A esto, se le sumó la aparición del cardenal Camillo Ruini que asoma como principal aliado de Salvini.

Este escenario deja en claro que los miembros de la Iglesia conservadores continúan con el ataque a cualquier frente como estrategia. ¿Qué sucede con la Iglesia a nivel mundial? por el momento opta por el silencio y no da señales de defensa al Papa argentino.

En el Vaticano se atreven a hablar de un otoño del 2019 como "una estación de caos”. El Vaticano aún debe hacerle frente a los escándalos de corrupción que se conocieron hace casi dos meses con un fondo proveniente de donaciones de los fieles.

Además del escándalo por corrupción, se reveló un documento secreto que denuncia que la Santa Sede tiene un déficit que al paso que va, a menos de tomar medidas, se convertirá en un “crack”.


La ultraderecha de la Iglesia y los escándalos de corrupción no es lo único que preocupa a Francisco, además hay que sumarle la pelea de dos cardenales de suma importancia: Pietro Parolin y Giovanni Becciu.

El Papa no confía en las altas esferas del Vaticano, una muestra es el nombramiento del padre Juan Antonio Guerrero para manejar la economía.

Otro tema que siempre es noticia, es el de los escándalos sexuales de la Iglesia y que sumó la novedad de que la Conferencia episcopal Australiana anunció que ha llegado a un acuerdo con la Fiscalía General Estatal y Federal. ¿Qué establece el acuerdo? Que los sacerdotes australianos están obligados a denunciar el abuso sexual a menores que se les revele durante su labor con los confesores.

 

AO

Te puede interesar