Video: ¿por qué no es lo mismo votar en blanco en las PASO que en las generales?

Nacionales 21 de octubre de 2019 Por
En este video te contamos sobre los tipos de voto que existen y qué cambia de cara a las elecciones generales de este domingo.
votar_en_blanco_1.jpg_1956802537

En las elecciones nacionales de este domingo 27 de octubre vamos a elegir Presidente y Vicepresidente, 130 de los 258 diputados nacionales que se distribuyen entre los 24 distritos de la Argentina y 24 de los 72 senadores nacionales (en este llamado eligen 8 distritos). 

En las últimas elecciones primarias, 882.659 votaron en blanco. Esto significa entre otras cosas que si el voto en blanco fuera un partido político hubiera sido el cuarto más votado superando cómodamente las 723.147 voluntades que consiguió el FIT - Unidad. 

Es por eso que si bien no se tiene certeza de que esta cantidad de personas van a repetir su voto en la próxima elección, sí es importante saber qué es lo que cambia de cara a este domingo. 

Cuando uno vota, como confiamos vas a hacerlo este domingo, tenes cuatro posibles opciones a elegir. 

Los votos válidos (se dividen entre afirmativos que son cuando elegís alguna alternativa y voto en blanco, en aquellos casos que dejas el sobre vacío) 
El voto nulo, cuando en el sobre pones boletas para un mismo cargo de diferentes partidos o directamente dejas cualquier cosa. 
El voto impugnado que es cuando las autoridades de mesa consideran que el votante no es el titular del DNI que presenta.
El voto recurrido donde un fiscal hace una observación y deja pendiente su validez. (Estos últimos dos casos representa un universo muy chico) 
La diferencia entre el voto en blanco en las PASO y las generales está en distinguir votos válidos y afirmativos, es decir, en donde votas en blanco (que son válidos pero no afirmativos) y aquellos donde elegis algún aspirante (que son en efecto afirmativos). 

Esta diferencia afecta al porcentaje que obtiene cada fórmula el día de la elección. En las PASO los votos en blanco o válidos son tenidos en cuenta para el cálculo, pero en las generales y en el eventual balotaje, no. 

Es decir que las PASO contabilizan el universo de votos afirmativos y en blanco, pero para ganar las elecciones ya sea en octubre o noviembre solo cuentan los votos afirmativos. 

Esto significa que con la misma cantidad de votos en las PASO que en las generales, si los votos y la participación se mantuvieran constantes, el porcentaje que obtiene una agrupación es mayor.

Por ejemplo, si votan 60 personas entre dos candidatos y hay, 20 votos para “A”, 20 para “B” y 20 en blanco, los resultados serían: P.A.S.O: “A” 33%; “B” 33%; blanco 33%. Ahora, si esta tendencia se mantiene en las generales (o el ballotage): “A” sacaría un 50% y el otro 50% iría para "B". 

Filo.news

AO

Te puede interesar